domingo, 9 de agosto de 2009

No impedir la música del Creador

 
En mi lugar de veraneo hacian estos dias un concierto de órgano, el cual me hizo recordar la historia de aquel organista de una pequeña iglesia que luchaba por tocar una partitura de Meldelssohn sin conseguirlo, después de múltiples intentos y frustrado, recogió su partitura y se dispuso a irse.
No habia notado a un extraño que se habia sentado en un banco de atrás.
Al dar la vuelta para marcharse, el extraño le preguntó si podia él tocar la pieza. El organista respondió que nunca dejaba que nadie tocara su órgano, pero tras dos peticiones amables el órganista le dió su consentimiento.
 
El extraño se sentó y lleno la iglesia de una hermosa e impecable música.
Al terminar preguntó el organista,¿quien es usted?, el hombre contestó yo soy Felix Mendelssohn.
El organista por poco impide al creador de la pieza que tocara su propia música.
Hay veces que tambien nosotros tratamos de tocar los acordes de nuestra vida e impedimos a nuestro Creador que haga una música hermosa.
Dios tiene una sinfonia escrita para nuestra vida. Dejemosle que haga su voluntad en nosotros.
 

Muy feliz verano a todos.
Posted by Picasa