jueves, 27 de junio de 2013

Servir


Pude leer hace unos dia este escrito sobre las palabras «Servidor», «servidora», responden todavía en algunas regiones españolas cuando se llama a alguien por su nombre, pero en nuestra sociedad actual casi nadie desea asumir realmente una actitud de servicio.

 Estamos de hecho, ante un peligro cuyas dimensiones no deben ser pasadas por alto. Algunas profesiones, proverbialmente consideradas como puro servicio -enfermeras, empleadas del hogar- desaparecen poco a poco en muchos países, y este lento agonizar amenaza la ruina de no pocos puntales de nuestra vida social.
El hombre de nuestro tiempo, preso todavía en la angostura tormentosa de una adolescencia prolongada, resiste a adoptar una actitud de servicio porque teme rebajarse, porque confunde servicio y esclavitud, porque diviniza una determinada concepción de la libertad.

El ser humano es por esencia, señor y servidor a un tiempo: nadie puede asumir uno solo de estos papeles y rechazar el otro, porque no sólo los dos están unidos en la entraña de la persona, sino porque en realidad el uno se resuelve en e1 otro. Las grandes figuras de la humanidad lo son de servidores.
 El Sumo Pontífice es «servus servorum Dei», a los cristianos en olor de santidad se les llama «siervos de Dios» y los ángeles mismos son «siervos mensajeros de la Divina Majestad».
Y el hijo de Dios hecho hombre declaró con una frase lapidaria el sentido de su vida en la tierra: «No vine a ser servido, sino a servir», revelando con estas palabras el significado de la vida de todo hombre, servir; servir a Dios y al prójimo.
Servir es sembrar, sembrar semilla buena.
Servir es servir a todos y a cualquiera, no preferentemente a quienes a su vez, pueden alguna vez servirnos.
Servir es distribuir afecto, bondad, cordialidad, apoyo moral, amor y ayuda material.
Servir es repartir alegría, estima, admiración, respeto, gratitud, sinceridad, honestidad, libertad, justicia, es infundir fe, optimismo, confianza y esperanza.



viernes, 21 de junio de 2013

Hace falta un progreso moral

                              
En los últimos tiempos hemos visto como se ha ido incrementando el nivel de corrupción, dentro de nuestra sociedad.
La corrupción, lamentablemente, se nos presenta como algo cotidiano en nuestra realidad.
Es un problema que no sólo nos afecta en lo social, político y económico, sino que también altera nuestros valores; su gran influencia sobre ellos nos exige cuestionarnos cuán fuerte puede ser nuestra ética, nuestra honestidad.

Vemos cómo la palabra democracia ya es una palabra sin valor, la cual quedó atrás, junto con los valores y el respeto.
Todos sabemos que la corrupción de un sistema político surge cuando el interés privado irrumpe en el ámbito del interés público.
Hay que dar un paso adelante, esta situación no puede seguir, hay que enfrentarse a los problemas cruciales que sufre la sociedad y no perder el tiempo en estas inmoralidades, acabemos con ellas de una vez.
Las generaciones venideras nos van a condenar por la falta de decisión de acabar con esta lacra
En la historia existe progreso moral, es hora de ejercerlo.
                         

viernes, 14 de junio de 2013

La vedadera familia.

                      

La mujer y el hombre son portadores de una capacidad asombrosa: llevar la vida en sus cuerpos para dar lugar a otras vidas mediante la unión conyugal.

Pero esa especial comunión se realiza en el amor, expresa el amor y se transforma en amores nuevos que son los hijos. Esa comunidad de vida y amor de un hombre y una mujer es el matrimonio natural. Otras formas de unión serán realidades diversas porque son incapaces de crear vidas a través del cariño.
Solo la familia natural abierta a la vida y capaz del amor estable merece este nombre y es el único cauce para crear un espacio de felicidad.

En la familia normalmente constituida no todo es idilio fácil. Hay risas y llantos, problemas y soluciones, dolor y alegría, responsabilidad y trabajo. Hay entrega, la entrega que forjan hombres y mujeres capaces de sacar una sociedad adelante.
El frívolo de saltar de flor en flor, el encuentro a ciegas, la fiesta que engancha por una noche, etc., solo sirven a quienes desean sociedades débiles, sin criterio y sin libertad, aptas para ser dominadas por los detentadores del poder y del dinero

lunes, 10 de junio de 2013

Dar de comer al hambriento.

                              

En una de las últimas audiencias el Papa invitó a “contrarrestar el desperdicio de alimentos”. En concreto, pidió que cada uno haga su parte para no desperdiciar comida. “Los alimentos que se tiran a la basura son alimentos que se roban de la mesa del pobre, del que tiene hambre”, aseguró.
Es un tema para reflexionar.
¿Hoy día quien no tiene en las cercanías de su casa varias personas, que piden para poder comer?, y muchas veces no les damos nada, llegamos hasta dudar del uso que harán de lo que les podamos dar.

Si de verdad este problema nos inquieta y hace pensar, veo muy fácil que en cada casa se apartara un poco de la comida del menú diario, y se depositara en uno de esos tapet de plástico que tiene garantizada la higiene y se hiciera llegar a esa persona que se pasa el día en la esquina de casa.
Esa comida es la que a veces se tira y a la que hace referencia el Santo Padre.
La cantidad de comidas diarias que se repartirian podían ser muy numerosas,no tiene valor económico para quien la hace, pero si muy importante para quien la recibe. es un tema para considerarlo cada uno en conciencia.



viernes, 7 de junio de 2013

ESFORZARSE EN LA VIDA.

                     
Traigo hoy esta conocida fábula para recordarnos que en la vida hace falta el esfuerzo para conseguir algo:
"Había una vez una zorra que llevaba casi una semana sin comer, había tenido muy mala suerte, le robaban las presas y el gallinero que encontró tenía un perro guardián muy atento y un amo rápido en acudir con la escopeta. Ciertamente estaba muertecita de hambre cuando encontró unas parras silvestres de las que colgaban unos suculentos racimos de doradas uvas, debajo de la parra había unas piedras, como protegiéndolas.²Al fin va a cambiar mi suerte, ²pensórelamiéndose², parecen muy dulces. Se puso a brincar, intentando alcanzarlos, pero se sentía muy débil, sus saltos se quedaban cortos los racimos estaban muy altos y no llegaba. Así que se dijo: ²Para que perder el tiempo y esforzarme, no las quiero, no están maduras. Pero resulta que si la zorra hubiese trepado por las piedras parándose en dos patas hubiese alcanzado los racimos, esta vez le faltó algo de astucia a doña zorra, parece ser que el hambre no la deja pensar.

MORALEJA:
Hay que esforzarse para conseguir lo que se desea pero pensando primero que es lo que queremos y como conseguirlo, no sea que nos pongamos a dar brincos cuando lo que necesitamos y estirarnos, y perdamos el tiempo y el esfuerzo.

lunes, 3 de junio de 2013

El mundo entero adorando a Jesús Sacramentado


Como parte de las grandes actividades programadas en el Año de la Fe, por la Santa Sede, el pasado domingo 2 de junio, el Papa Francisco presidió en la Basílica de San Pedro, en Roma, la Solemne Adoración Eucarística, acto que se realizó de manera simultánea y mundial, en comunión con los Obispos y sus respectivas comunidades diocesanas, en los cinco continentes.

Se puede considerar la cita más numerosa que se ha producido en la historia.

Todos los fieles del mundo, millones y millones, reunidos a la misma hora y el mismo día, adorando a Jesús Sacramentado y pidiendo por una misma intención.
Gran regalo el que el Santo Padre nos hace, al unirnos a todos en una misma oración.
Seguro que Jesús se alegrará de esta manifestación de unidad.
Gracias Santidad.