lunes, 30 de enero de 2012

Un poder insustituible

Cuando en los medios de comunicación a la mujer la utilizan como un raclamo publicitario, es cuando más se da uno cuenta del gran poder insustituible que esta tiene en sus manos, para que permanezca la vida humana en el mundo, su apertura a la acogida, al amor, al servicio.
Esa apertura se vive de modo especial en la maternidad. Ser madre implica una invitación que afecta a la mujer en todas sus dimensiones, fisica, psicológica, espiritual.
La psicologia materna también entra en el mundo del hijo. No es lo mismo llevar adelante un embarazo entre esperanzas y alegrias, que llevarlo entre miedos y agustias.
La madre que recube al hijo como un regalo, como una señal de amor, como una esperanza, como una tarea que comparte con el esposo, penetra de modo intimo en el corazón del hijo.


Algunas sociedades han desarrollado el miedo a la maternidad, y es en buena parte por que no conocen esa maravillosa vocación humana a la acogida, a la entrega de uno mismo para el bien del otro.
Es sorprendente ver la presión de grupos ideólogicos que buscan destruir la apertura del amor de la mujer, promueven , difunden y negocian métodos anticonceptivos, abogan por el aborto, ese acto homicida que destruye la vida de un hijo.
En las manos de hombres y mujeres de todas las razas, de todos los pueblos de todas las religiones y de todas las clases sociales, está la posibilidad de romper esquemas de muerte .

Si luchamos por esto, se recuperará un dinamismo profundo que llenará las calles de de bebés felices y de padres y madres decididos a gastar lo mejor de su tiempo y de sus vidas en una misión hermosa, amar y transmitir amor a las nuevas generaciones.


Posted by Picasa

sábado, 21 de enero de 2012

Formar en la fortaleza

La permisividad en el ser humano, que hoy vemos que se practica en muchos niveles, produce: malvados,impulsivos, glotones, lujuriosos, violentos, incapaces de dominarse y cobardes, todos ellos seres que no son capaces de valerse por si mismos y terminan esclavos, primero de sus pasiones y luego esclavos de los demás.


El hombre debe ser formado desde pequeño en la templanza, en el uso de los bienes y en fortaleza ante los males.
La templanza ayuda a dominar sus deseos, y la fortaleza a dominar sus miedos.
Desde la primera infancia es preciso que se nos eduque de manera que coloquemos nuestros goces y nuestros dolores en las cosas en que es conveniente colocarlas.
En esto consiste una buena educación, pierden el examen todos los pedagogos, psicólogos y papás permisivos, cuyo lema es "no hay que corregir, no hay que reprimir". es eso lo que está dominando nuestras ideas pedagógicas y educativas, y asi nos va.


lunes, 16 de enero de 2012

No es un invento nuevo

No es un invento nuevo, Ciceron consideraba la Ley natural como norma suprema que fundamenta el derecho común a todos los tiempos, añadia que es la medida para valorar las leyes humanas como justas o injustas; no hay en absoluto justicia si no hay naturaleza, pués la que se establece por razón de conveniencia, se anula por otra conveniencia, los votos de un Parlamento solo aseguran el procedimiento pero no el contenido de una ley.

La Ley Natural, mal que le pese a los socios del relativismo cultural y moral, garantiza tambien la dignidad humana frente a los atropellos del poderoso de turno.

Ya lo vivió Antigona en su momento, al enfrentarse con Creonte, cuando una ley monstruosa le prohibe enterrar a su hermano, no le importó perder la vida para defender la razón.


Todas las culturas valoran la amistad, la familia, la protección de los niños, el respeto a los mayores. Pero todas rechazan la traición, la mentira, el asesinato.

Advierten que hay leyes no escritas y que su vigencia no es de hoy ni de ayer, sino de siempre, y nadie sabe cuando fué que aparecieron.

Es un buen punto en el que nos encontramos para pensar en la Creación.


Posted by Picasa

martes, 10 de enero de 2012

Importancia de los abuelos

Otras veces ya he hablado de la importancia que tienen los abuelos para la formación y cuidado de los nietos..
Son estos garantes del afecto y la ternura que todo ser humano necesita dar y recibir.
Ellos dan a los pequeños la perspective del tiempo, son memoria y riqueza de las familias.
Ojalá bajo ningún concepto, sean excluidos del circulo familiar. Son un tesoro que no podemos arrebatarles a las nuevas generaciones, sobre todo cuando dan testimonio de fe, ante la cercania de la muerte.

Es una pena que muchas culturas, epecialmente como cosecuencia de un desarrollo industrial y urbanístico, hayan llevado y sigan llevando a los ancianos a formas inaceptables de marginación, que son a la vez fuente de agudos sufrimientos, para ellos mismos y de empobrecimiento espiritual para tantas familias.


Los abuelos pueden superar los posibles conflictos apelando al cariño y respeto natural que los nietos sienten por ellos. Disponen de tiempo para hablar con los nietos. Si aprovechan ese tiempo para escuchar y comprender, no para oirse a si mismos y contar batallitas, estarán favoreciendo la armonia de los nietos.

Se requiere una formación para ser abuelos, la tarea educadora no termina nunca. En los momentos actuales toda ayuda es poca, pra formar familias sanas y fuertes, en lo moral y en lo humano.


Posted by Picasa

miércoles, 4 de enero de 2012

La Providencia

A causa de una fuertes lluvias se desbordó un gran rio y se produjeron importantes inundaciones. El nivel del agua subia rápidamente, enseguida se pusieron en marcha los sistemas de salvamento.
Una barca se detiene a la puerta de una casa y exhorta al inquilino que suba a la barca ya que el agua está alcanzando un alto nivel, pero el inquilino dice, "No, no, id a por otros, que a mi me salvará la Providencia.

Pasaron unas horas el agua llegaba al piso superior, aparece una segunda barca, y el inquilino dice lo mismo.


Tuvo suerte , cuando el agua llegaba al nivel del tejado apareció una tercera barca que le ofreció socorro, pero aquel hombre insistió en que la Providencia lo salvaria.

No llegó ninguna otra barca, y aquel hombre murió ahogado.

Al llegar a su juicio en el Cielo, compareció con una protesta: "Yo confiando en la Providencia..., y esta nada, me dejó que me ahogara"
¿Como que nada?, tres barcas te hemos enviado, se escuchó.

Hay personas como esta,que esperan que la Providencia se manifieste de un modo extraordinario que ni ellos mismos saben en que consiste.
Lo ordinario es que la Providencia se manifieste ante nosotros de modo cotidiano, a tavés de las situaciones corrientes de nuestra vida, y por medio de las personas que habitualmente tratamos.

Posted by Picasa