viernes, 13 de julio de 2018

Gobernar para todos.


 
Nuestra sociedad está necesitada de unos gobernantes capaces, con una alta moral, que sea capaz de ayudar a todos, y que no nos mientan.
 
Una sociedad corrompida, espera gobernantes incorruptos. Una sociedad que mienta por sistema quiere gobernantes veraces. Una sociedad inmoral necesita gobernantes de alta fiabilidad moral.
Pero ningún mecanismo moral puede proporcionar las virtudes de las que carece la sociedad misma. ¿Por que de donde van a venir las virtudes?. El mentir en política es ser un farsante, solo buscar intereses propios
La verdad simple y escueta es que el gobernente representará sea intelectual o moralmente parecida, a la sociedad que ha de gobernar, y la nuestra hace aguas por todas partes.
 
La única forma de lograr un buen gobernante es lograr una buena sociedad, formada por hombres íntegros que sepan leer la realidad y que se esfuercen en armonizar la vida con una visión exenta de sectarismos, odios y rencores.
 No se ve que con los modelos de educación que pretender imponer se pueda conseguir esto.
Posted by Picasa

lunes, 2 de julio de 2018

Un NO rotundo a la eutanasia.


Se tiene una gran preocupación por la vida de los toros, y otros animales y su forma de morir.
A la vez se intenta introducir la eutanasia, (el aborto va a toda velocidad). sin hacer consideraciones que hagan ver lo aberrante
de esta decisión.
Las leyes civiles en materia de aborto y eutanasia, de respeto del embrión humano entre otras, deben de recordarnos que si bien en la militancia política de un católico hay espacio para la pluralidad, quienes se comprometen directamente en la acción legislativa, (y somos todos los que votamos), es el respeto a la persona, el que hace posible la participación en democracia y tenemos la obligación de oponernos a toda ley que atente contra la vida humana.
Este principio de respetar la vida hasta la muerta natural, algunos llenos de soberbia, de egoísmo y de falta de caridad le han dado de lado, su sectarismo no les deja ver más lejos, y olvidan que hoy día la ciencia y el amor humano, llega más lejos que ellos, y dan soluciones para el último recorrido del ser humano antes de morir.

Me refiero a los cuidados paliativos, donde miles de personas se sacrifican para que la última etapa se viva de forma más digna, y ese momento trascendente en la vida del ser humano lo marque Dios, que es quien únicamente puede hacerlo.
Por que no dar paso a esta solución de Cuidados paliativos, que tanto bien haría al ser humano?,¿ creen que es mejor que la familia tenga sobra su conciencia toda su vida, el haber matado al ser querido.?

martes, 26 de junio de 2018

Dar algo de lo que hemos recibido.

No seria justo generalizar, pero una mayoría de las generaciones jóvenes están preocupadas e inmersas en un alocado discurrir, y quizás llevadas por una falsa modernidad y progreso, no reparan en la soledad y abandono que se encuentran muchas personas mayores que viven en soledad.

Es de justicia que a ellos que tanto han dado a la sociedad, se les arrope de alguna forma.


La sabiduría de una sociedad, la altura ética, se demuestra dando como mínimo algo de lo que se ha recibido, y de los mayores, quien no ha recibido los frutos de una vida de entrega, de generosidad desbordante, el ejemplo de un trabajo bien hecho, el amor a la familia etc.

No podemos dejarnos llevar por una sociedad deshumanizada, que solo quiere lo que produce bienestar y placer, estos mayores no piden nada, solo sentirse acompañados y queridos.

martes, 19 de junio de 2018

El católico de hoy.


Creo que el católico del siglo XXI, no interpreta correctamente aquello de “poner la otra mejilla”, eso no quiere decir echarse atrás, Jesucristo decía esto para evitar violencia, pero en paralelo murió crucificado.


Está instalada en la opinión publica, entre católicos y no católicos, la idea de que la fe es un asunto privado, olvidando que la fe tiene una proyección apostólica, y por tanto debe llegar a todos, si la fe solo la viviéramos en nuestro interior, estaría muerta, adquiere vida cuando la hacemos llegar a los demás.

Al observar las manifestaciones de muchos políticos, que se llaman católicos, se pone uno “colorao”, al ver como caminan por el filo de la navaja.
Es una vergüenza, que el consejo del asesor de imagen de turno, haga que sus declaraciones sean sinuosas, o difuminadas, para que cuando hayan pasado por el tamiz de la opinión publica, no reduzcan el numero de votos en las elecciones más próximas.

Pero los políticos no son tontos, ya han captado antes como está el patio, en el  electorado católico.

Este electorado, en una gran mayoría vive acomplejado, indiferente, indolente, tibio, ni frío ni caliente, es un terreno abonado para el político oportunista que tanto abunda hoy día.

También le ocurre a este tipo de personas que tienen miedo de contrariar al amigacho, siempre existe algún interés por medio, pero  lo que ocurre es que cuando se da cuenta, se ha quedado solo, nadie quiere nada con él.

Esta situación del católico, si que tiene solución, en muchos terrenos de la vida publica y privada.

No somos católicos de sacristía, no estamos replegados en una esfera privada, somos ciudadanos del mundo, como cualquier hijo de vecino.

Es el momento de sacar ese caudal que llevamos dentro, que hemos acumulado a lo largo de los años, de cultura, de buen hacer, de buenas costumbres, en una palabra de amor a Dios, y que nos ha llegado a través de nuestros padres, de nuestros amigos, de una escuela seria, y de la Iglesia que siempre nos ha guiado con sus consejos y enseñanzas.

Es el momento de refundar nuestra fe, sobre unos cimientos menos medrosos y claudicantes.

El mundo necesita muchos locos, locos con el alma limpia, con el corazón ardiente, con el vigor del heroico soldado, y con la ternura de la madre, es el momento de los valientes.

viernes, 15 de junio de 2018

¿Nos imaginamos como es el Cielo?.





El cielo es "el fin último y la realización de las aspiraciones más profundas del hombre, el estado supremo y definitivo de la dicha".
Después de resucitar Jesús nos habia dicho, que subía al Padre para prepararnos una morada junto a El.
Con nuestra mente tan limitada nos preguntamos muchas veces:¿como será el Cielo, que es eso, donde está, como llegar a él?
Si queremos pensar lo que será el Cielo, podemos recordar aquellas palabras del Apóstol: "Ni ojo vio, ni oído oyó, ni pasó al hombre por el pensamiento cuales cosas tiene Dios preparadas para los que le aman, nos dice San Josemaria: ¿Os imaginais que será llegar allí, y encontrarnos con Dios, y ver aquella hermosura, aquel amor que se vuelca en nuestros corazones, que sacia sin saciar?. Yo me pregunto muchas veces al día: ¿ que será cuando toda la belleza, toda la bondad, toda la maravilla infinita de Dios se vuelque en este pobre vaso de barro que soy yo, que somos todos nosotros?, y entonces se entiende aquello del Apóstol: ni ojo vió, ni oido oyó....vale la pena, hijos míos vale la pena"
Somos incapaces de imaginarnos esta maravilla, pero ese !!vale la pena!!, debe darnos fuerzas para luchar por conseguirlo.


lunes, 4 de junio de 2018

Consejo a los nietos

 
Cuenta Julio Eugui en su libro de anécdotas, que el escritor Roman Brandsaetter, polaco, converso del judaismo, publicó en su libro "La busqueda biblica" el testamento que le dejó su abuelo, tambien judio y escritor, fallecido en 1848. He aqui algo de lo que decia: "Lee la Biblia continuamente. Amala más que a tus padres..., más que a mi... . No la dejes nunca.. y cuando seas viejo, te convencerás de que todos los libros que hayas leido son solamente los comentarios banales de este Libro único."
 
Que verdad más grande esta.Cuanto bien hacen los consejos de los abuelos a sus nietos, cuanto podemos ayudar en estos momentos de confusión y desconcierto.
 
Posted by Picasa