domingo, 9 de agosto de 2009

No impedir la música del Creador

 
En mi lugar de veraneo hacian estos dias un concierto de órgano, el cual me hizo recordar la historia de aquel organista de una pequeña iglesia que luchaba por tocar una partitura de Meldelssohn sin conseguirlo, después de múltiples intentos y frustrado, recogió su partitura y se dispuso a irse.
No habia notado a un extraño que se habia sentado en un banco de atrás.
Al dar la vuelta para marcharse, el extraño le preguntó si podia él tocar la pieza. El organista respondió que nunca dejaba que nadie tocara su órgano, pero tras dos peticiones amables el órganista le dió su consentimiento.
 
El extraño se sentó y lleno la iglesia de una hermosa e impecable música.
Al terminar preguntó el organista,¿quien es usted?, el hombre contestó yo soy Felix Mendelssohn.
El organista por poco impide al creador de la pieza que tocara su propia música.
Hay veces que tambien nosotros tratamos de tocar los acordes de nuestra vida e impedimos a nuestro Creador que haga una música hermosa.
Dios tiene una sinfonia escrita para nuestra vida. Dejemosle que haga su voluntad en nosotros.
 

Muy feliz verano a todos.
Posted by Picasa

15 comentarios:

maria jesus dijo...

Bonita anecdota y estupenda moraleja. Feliz verano Icue

j.a.varela dijo...

Hace tiempo que no pasaba por acá. Me gustó la anécdota.

Juan

icue dijo...

maria jesus.
Gracias por tu comentario, te deseo un buen verano, hablaremos más al comienzo el curso
Un abrazo

icue dijo...

maria jesus.
Gracias por tu comentario, te deseo un buen verano, hablaremos más al comienzo el curso
Un abrazo

eligelavida dijo...

Una preciosa historia. Es cierto que muchas veces nos creemos autosuficientes y muy capaces de tocar los acordes de nuestra vida sin caer en la cuenta de que no hay mejor manera de vivir que abandonarse en manos de quien nos ha creado y hace también la música. Un abrazo.

marina montecristo dijo...

Desues de un tiempo regrese y pase a saludarte.me gusto lo de la sinfonia escrita
Un abrazo

KI dijo...

Excelente anécdota!.

Un saludo

manly dijo...

Es tan difícil saber en cada momento lo que debemos hacer¡¡¡¡

Alejandro Kreiner dijo...

Totalmente de acuerdo, cada uno tiene que interpretar su propia partitura.

Saludos.

JORGE dijo...

Es muy cierto Icue,

Y a veces nos resulta difícil. Por ejemplo, quienes tenemos un blog, pasado un tiempo, y ante tanto halago, si no hay humildad uno se cree que es por mérito propio y allí impedimos al verdadero autor (que es Dios), que actúe a través de nosotros. Y ahí es donde digo que resulta difícil, por la tentación de la falta de humildad, pero no imposible, gracias a la oración, la comunión y el auxilio de la Virgen.

No olvidemos que Cristo pasa de uno a los demás... también através de un post.

Gracias y bendiciones.

icue dijo...

A todos mi agradecimiento opr vuestros comentarios, tengo "escasez" de ordenador este mes, el pr´ximo o contestaré individualmente.
Un abrazo a todos

luispdzp dijo...

Hola, como estas, vengo a visitar tu casa, ya que estuve alejado por razones de trabajo, espero que te encuentres bien. Dios te cuide.

Muchas veces tenemos que dejar a Dios que tome el destino de nuestras vidas y no nosotros.

Que tengas un Feliz Verano Icue, yo también estoy tomando unas vacaciones.

Un abrazo en XTO Jesús.

Deprisa dijo...

Desde un punto de vista creyente esto puede ser así aunque si lo miras desde otro punto de vista tenemos la libertad para "tocar la música" que prefiramos.

Si realmente hay un creador dudo mucho que se oponga a ello.

Un saludo.

El Ceremoniero dijo...

Gracias por tan bonita y reconfortante reflexión...Dios te cuide y bendiga...
Siempre que uno entra a tu blog, se sale lleno de energia y fortaleza.

Hilda dijo...

que hermosa historia, me hizo recordar aquello de que a veces nos quejamos de que Dios no nos oye y lo que pasa es que somos nosotros quienes no nos callamos para escucharlo.
un abrazo. Hilda