sábado, 16 de enero de 2010

Hablar de muchas cosas.

 
El trato, la comunicación, no solo es condición necesaria para que nazca y se fortalezca una relación de amistad, es además algo hacia lo que tienden los amigos por exigencia misma de su mutuo afecto.
 
Por eso el poeta Miguel Hernández, manifiesta, en sentidos versos, la necesidad de comunicarse con el amigo recien fallecido:
A las aladas almas de las rosas,
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.
 
¡Tenemos que hablar de muchas cosas!. Esto es lo que nos sucede en nuestra relación con Jesucristo. Hay mucho de que tratar con quien nos quiere.
Cualquier momento y cualquier edad, son buenos.
 
Posted by Picasa

No hay comentarios: