sábado, 27 de mayo de 2017

Hace falta algo más que pan.

               

Es verdad que la vida es breve, pero desde esa posición que nos permite mirar el tiempo con relativa calma, podemos también contemplar la realidad terrena. Es verdad que "no solo de pan vive el hombre", pero que duda cabe de que si no tiene al menos pan, mal puede vivir.
             
Con este enfoque podemos entender mejor la Doctrina Social de la Iglesia. La Iglesia estudia y propone, a todos sin excepción, vias de entendimiento para la cuestión social, caminos para hacer posible, y a veces viable, el camino peregrino hacia la ciudad eterna de Dios.
       
No es bueno para el hombre esconder la cabeza en los pliegues religiosos con la excusa de lo limitado del tiempo, para no proceder a tratar de resolver problemas de la vida real. Hay demasiadas personas débiles y necesitadas, con problemas reales diarios, como para que las olvidemos y las dejemos abandonadas a su suerte.

Corren tiempos muy dificiles, que bueno seria que nos preocuparan y ocuparan  estos temas tan importantes.
        

2 comentarios:

CHARO dijo...

La solidaridad parece que está pasada de moda, vivimos rodeados de tanto materialismo que volvemos la cabeza cuando vemos a alguien que necesita nuestra ayuda, lo ignoramos y cuanto más tenemos más nos alejamos de los débiles.....que Dios nos perdone.Saludos

icue dijo...

Gracias CHARO por tu fidelidad, pronto estrá de nuevo en marcha.
Besos