sábado, 15 de julio de 2017

La Virgen del Carmen


Según la tradición carmelita, el 16 de julio de 1251, la imagen de la Virgen del Carmen se le habría aparecido a San Simón Stock, superior general de la Orden, a quien le entregó sus hábitos y el escapulario, principal signo del culto mariano carmelita. 
La veneración recibió reconocimiento papal en 1587. Según esa tradición devota, la Virgen prometió liberar del Purgatorio a todas las almas que hayan vestido el escapulario durante su vida, el sábado siguiente a la muerte de la persona y llevarlos al cielo, creencia que ha sido respaldada por los Pontífices. La iconografía principal de la Virgen la muestra portando dicho escapulario.
Buena costumbre para practicarla y difundirla.

2 comentarios:

CHARO dijo...

Estuve muchos años llevando un escapulario alrededor de mi cuello pero ahora ya no lo hago y se que no obro bien y que debería volver a mi antigua costumbre.Saludos

icue dijo...

Es muy importante llevarlo, yo tambien lo llevo, y es un punto de apoyo más.
Un abrazo