Tener temor.

 
Uno de los mayores enemigos del hombre es el temor. Temor ¿a qué?, direis. Al mal, especialmente al que el mismo hombre se imagina y crea dia tras dia en su mente y en su vida. Este es el enemigo que cada uno debemos empezar por vencer, y cuando tan funesto enemigo lo hayamos vencido, estarán vencidos casi todos los demás.
 
Muchos hombres dicen no creer en nada, y en cambio tienen miedo de todo. ¿Por qué?, es muy sencillo, por que el temor está dentro de ellos mismos, precisamente por no cumplir siempre con su deber, si lo cumplieran, el temor desapareceria como la tiniebla ante la luz.
En estos momentos que vivimos es necesario más amor y menos temor, o de otra forma, más amor a Dios y al prójimo, y menos miedo a las circustancias.
Si hacemos cambiar nuestro estado mental habrá cambiado el panorama del mundo, y el porvenir lo podremos mirar confiados y sonrientes, por cuanto detrás de la tiniebla de la amargura y el dolor nos esperan el placer y el gozo, pero para conseguirlo es indispensable practicar amor, si no lo hacemos no lo conseguiremos.
 

Comentarios

llorenç Gimenez ha dicho que…
Como siempre muy interesantes tus reflexiones Icue.. Dicen que si no sabes donde vas, no encontraras caminos que te lleven..
Un abrazo..
CHARO ha dicho que…
Es verdad que el miedo es libre y cómo persona débil que soy confieso que a veces siento miedo y me aferro más a Dios que me da fuerza y valor para seguir adelante y no preocuparme de mis temores.Saludos

Entradas populares