lunes, 17 de diciembre de 2007

Y no lo recibiero....

 

La Virgen sabia que estaba próximo el nacimiento de Jesús, y emprendió aquel viaje con el pensamiento puesto en el Hijo que le iba a nacer en el pueblo de David.Llegaron a Belen con la alegria de estar ya en el lugar de sus antepasados, y tambien con el cansancio de un viaje por caminos en malas condiciones, durante varias jornadas. La Virgen en su estado, debió llegar muy cansada. Y en Belen no encontraron donde instalarse. No hubo lugar para ellos en la posada.
San José debió de llamar a muchas puertas antes de llevar a Maria a un establo, en las afueras. No dejaron entrar a Cristo, le cerraron las puertas. !Que frio es el mundo para con su Dios!.
En Belen no quisieron recibir a Cristo. También hoy muchos hombres no quieren recibirlo.
Al fin, fué en un establo donde se aposentaron con los enseres que habian podido traer de Nazaret, y en aquel lugar sucedió el acontecimiento más grande de la humanidad, con la más absoluta sencillez.
Después llegaron los pastores besan al Niño y le dan sus regalos, tambien nosotros besaremos al Niño estos dias. el mejor regalo que podemos ofrecerle es el de una buena confesión
 
Posted by Picasa

2 comentarios:

Ljudmila dijo...

Muy bonita reflexión Icue. Caminando por la calle estos dias iba pensando como se sentiría la Virgen Maria en su camino hacia Belén...Gracias por tus palabras. Preciosas las imagenes.

icue dijo...

ljudmila.
Que enrtre todos acompañemos a la Virgen estos dias de gran alegria, en que todos nos hacemos un poco más niños.
Saludos