sábado, 19 de julio de 2008

Preocupación por la aduana.

 

Cuenta Royo Marin una anécdota sobre la muerte que siempre impresiona, pero más importa aún el hecho de tener que presentarnos ante Dios y rendir cuentas. Refiere de un religioso muy anciano, cierta respuesta muy sabia a propósito de la muerte. Aquel hombre, que habia sido muy bueno durante su vida, se hallaba cercano ya a la marcha de este mundo, ya que por su edad era previsible que le quedara poco tiempo. Alguien le preguntó si tenia miedo a la muerte
 
Contestó: la muerte no me preocupa nada, ni poco ni mucho. Lo que me preocupa muchisimo es la aduana. Después de morir tendré que pasar por la aduana de Dios, y me registrarán el equipaje. Eso si que me preocupa.
 
Posted by Picasa

15 comentarios:

Ligia dijo...

Es preciosa la contestación, más sabiendo que viene de una persona buena que seguramente no tendría problema alguno con la aduana... Saludos

Hilda dijo...

¡Dios mío, si a un religioso le preocupa la aduana de Dios, qué nos espera a los demá! ji ji, ya en serio, que hermosa frase. Y es cierto, por eso es importante no traer artículos de contrabando y portarnos bien para a la hora que nos revisen el equipaje salgambos bien librados.
saludos afectuosos. Hilda

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

En lo personal y ya conociendo mi postura, siento algo similar cuando en la hora de mi hora tenga que dar cuentas ante mi propia conciencia...ojalá que pueda pasar de la mejor forma posible ese Examen y, ante todo, estar preparado (porque a veces ni siquiera lo estamos).

Saludos cordiales.

icue dijo...

LIGIA.
Es una conrestación muy sencilla que a todos nos debe de hacer pensar.
saludos

icue dijo...

hilda.
Es una gran responsabilidad la nuestra, El Señor no ha elegido y ha dado las facilidades para nuestra formación, lo sabemos todo, al menos lo esencial, no podemos alegar ignorancia.
Lo dice el evangelio: Al que mucho se le da, mucho se le exigirá.
Con todo cariño

icue dijo...

luis alejandro.
LO NUESTRO ES LA LUCHA DIARIA, VENCER EN LAS BATALLAS DOMESTICAS, NO DEJARNOS LLEVAR POR LA COMODIDAD Y EL EGOISMO, ASI POCO A POCO NOS VAMOS PREPARANDO PARA ESA INSPECCIÓN DE ADUANAS.
UN ABRAZO

JORGE dijo...

Amar al Corazón de Jesús y al Corazón de María, y demostrarlo con nuestra vida, serían los mejores pasaportes para pasar la aduana.

Hilda dijo...

Hola, te aviso que abrí un nuevo blog destinado a la defensa de la vida y la salud, espero también contar ahí con tus comentarios.
Hay una dedicatoria para ti en el blog. Saludos afectuosos. Hilda

http://aladefensadelavidaydelasalud.blogspot.com/

icue dijo...

jorge.
Si esos amores que citas, son definitivos para alcanzar la santidad.
Un gran abrazo

icue dijo...

hilda.
Ya he visitado tu nuevo blog, me parece esta idea sensacional.
Te agradezco mucho esa deferencia tuya de la dedicatoria, tú siempre tan amiga de tus amigos, intentaré ponerme a tu nivel.
Con carño

Hilda dijo...

gracias ICUE por la visita, no tienes que agradecer lo de la dedicataria que fue con todo respeto y cariño. Al contrario yo soy la que espera estar al nivel.
Cariñosamente. Hilda

Alter ego (el otro yo) dijo...

Lo mejor es ir ligerito de equipaje.
Bueno...icue,espero que pases unas buenas vacaciones que necesitamos un buen descanso virtual ¿no?.
Te seguire aunque yo no postée.Un saludo cordial amigo y todos uds.

Adriana Lara dijo...

buena respuesta... equipaje hacia el cielo... liviano, que no tire hacia abajo, por las dudas.

icue dijo...

alter ego, me marcharé de vacaciones en Agosto, escribiré en este blog sobre mi lugar de descanso.
que dscanses un abrazo

icue dijo...

adriana.
Tienes razon, equipaje liviano, pocas cosas pero buenas. saludos