domingo, 19 de abril de 2009

La delicadeza de una madre.

 
Una madre tiene el suficiente olfato e ingenio para saber por donde anda su hijo, y saber reprender sin violencia, a este propósito traigo hoy esta historieta:
Federico vivia en su apartamento con su mejor amiga y compañera de trabajo Karla, ante los ojos de toda la familia ellos solo compartian el apartamento y sus gastos.
Una noche Federico invitó a su madre a cenar en el apartamento. Durante la cena la madre contempló la belleza de Karla, de la que durante mucho tiempo tuvo sospechas de que tenia una relación con su hijo.
Pensaba la madre si se estarian acostando, Federico adivinando su pensamiento dijo: mamá se lo que estás pensando, pero Karla y yo sólo somos compañeros de apartamento.
 
Una semana después, Karla le comentó a Federico que desde el dia que su madre vino a cenar no encontraba el cucharón de plata grande de la sopa. Federico escribió una nota a su madre que decia que no dudaba de que ella se hubiera llevado el cucharón, pero tampoco estoy diciendo que no lo hicieras, el hecho es que ha desaparecido desde que tú viniste.
Unos dias más tarde su madre le envia una nota que le decia: Querido hijo no estoy diciendo que te acuestes co Karla, pero tampoco estoy diciendo que no lo haces, el hecho es que si Karla se acostara en su propia cama ya habria encontrado el cucharón, puesto que yo lo dejé bajo sus sabanas. Con todo cariño mama.
 
Posted by Picasa

11 comentarios:

maria jesus dijo...

Lista la madre ¿Realmente nuestros hijos creeran que somos tan tontos como parecemos?

Javi dijo...

Hola pasa por mi blog que tienes un premio.
Abrazos.

eligelavida dijo...

La historia es genial y la sabiduría de la madre más aún…

FOTELIAS dijo...

Hola Icue.
Antes de todo ... Feliz Pascua de Resurrección; Cristo Vive, Aleluya.
Me has dejado de piedra con este post, ¡¡¡¡ que madre !!!!! , exelente.
Para sacarle todo su jugo a esta enseñanza de vida.
BENDICIONES.
FOTELIAS

icue dijo...

maria jesús.
Si esta es una madre lista, prudente y va al grano, creo que el hijo aprenderia la lección.
Saludos afectuosos

icue dijo...

Javi.
Gracias por tu premio, lo subo en cuanto pueda.
Un abrazo

icue dijo...

eligelavida.
Ocurre que las madres tienen una sabiduria que la llevan grabada muy dentro, y si saben administrarla con sabiduria el efecto es demoledor.
Con gran afecto

icue dijo...

Fontelias.
Yo tambien te deseo una feliz Pascua, en cuanto a la madre, es impresionante su discreción.
Un abrazo

Salvador Pérez Alayón dijo...

Tremenda sabiduría de paciencia, momento oportuno, y testimonio de autoridad al demostrar lo que la experiencia da como sentido lógico que posiblemente pase.
El mayor pecado de la juventud es desvalorar sus propias debilidades y cometer imprudencias que los mayores hemos experimentados y sabemos de sus dificultades para evitar. Posiblemente ellos, sólo aprendan experimentando también, pero en este caso concreto, la intuición de una madre puede evitar imprudencias que pueden luego pasar factura.
Sin embargo, lo importante es descubrir lo erroneo y rectificar y levantarse. Es la única manera de hacer camino y encontrar la vereda que lleva a la razón y lo correcto. Y en eso, la sabiduria de unos padres son siempre un factor a tener en cuenta.
Un fuerte abrazo.

Hilda dijo...

jajajajaja buenísisimo!! Los hijos ya deberían saber que cuando ellos van, los padres ya regresaron varias veces. ¿Qué caso tiene engañarlos? mejor confiar en ellos.
Saludos afectuosos.Hilda

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

No tengo muy claro qué era lo que pretendías con esta historia...porque no me parece muy gratificante que la madre le haya puesto una celada a la compañera de apartamento de su hijo.

¿Acaso se va a estar vigilando por parte de los padres la vida sexual de los hijos, aún cuando ya sean mayores de edad? Saludos afectuosos, de corazón.