lunes, 20 de septiembre de 2010

Pobres hijos.

 
Todos los dias oimos, vemos o sentimos cerca de nosotros un caso de violencia doméstica, los medios de comunicación no escatiman para difundir este tipo de noticias.
Pero en paralelo no vemos que esos mismos medios de comunicación, denuncien la violencia, que los padres separados ejercen con sus hijos, al dejarlos alejados injustificadamente de uno de sus progenitores de forma sistemática y arbitraria.
Nadie ha podido, ni podrá jamás aducir una razón válida que justifique ese alejamiento. Nadie podrá demostrar que la situación de semiorfandad resultante sea buena para el niño.
Pienso que esta forma de violencia, honda, sistemética, duradera en el tiempo, ejercida sobre los más débiles y que deja secuelas imborrables en sus victimas, es una forma de violencia que vulnera un principio humano básico e irrenuncable; el derecho del niño a los cuidados y al afecto de sus dos progenitores, de un padre y una madre.
Y son muy pocos los que lo defienden y vocean, en los mismos medios de comunicación que si proclaman la parte más negativa. ¿no será que eso vende más periódicos y proporciona más telñlevidentes?.
 
Posted by Picasa

4 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Icue:

El sensacionalismo de los medios de comunicación, olvida por desgracia, las verdaderas causa de la violencia; solamente resaltan lo que genera morbo y el morbo es lo que vende.

Es que, el periodismo moderno, se construye sobre los cimientos del mercantilismo.

Abrazos.

ARCENDO dijo...

Buenísima reflexión, en la que muy pocos reparan. Es cierto, de esa otra VIOLENCIA.... que poco se habla.
ABRAZOS.

icue dijo...

Rafael que triste es lo que tan bien defines, es la pura realidad.
Un fuerte abrazo

icue dijo...

Arcendo, creo que ayudamos a estos niños, si hablamos nosotros y a la vez rezamos por ellos.
Un abrazo