martes, 28 de septiembre de 2010

Deseo ordenado de tener

 
En nuestra sociedad, no hace muchos años se aprovechaba todo, no se tiraba nada, ni papel, ni cajas, ni ropa, ni muebles,ni comida...
En la cultura actual de la abundancia,(no de todos), la basura acaba siendo un serio problema que delata el excesivo consumo, basta mirar los contenedores.
 
Cuando se cae en la mentalidad consumista, las cosas que se tienen se cambian sin llegar a aprovecharlas, solo por el afan de usar cosas nuevas, de estar mas a la moda.
Se trata de una mentalidad frivola el dejarse deslumbrar por lo nuevo, sin llegar a valorar lo que tenemos, esto a la vez es un simbolo de insolidaridad, por el contraste entre ese consumismo y la escasez de muchos que viven en la miseria, faltos hasta de lo mas elemental.
 
Si que es bueno el deseo de bienes, pero si es ordenado ya que son necesarios para vivir, pero ese deseo se desordena cuando la preocupacion por tener y aumentar el nuumero de cosas, es tan grande que no deja energias para ocuparse de los bienes superiores, que son los que nos hacen felices.
 
Posted by Picasa

lunes, 20 de septiembre de 2010

Pobres hijos.

 
Todos los dias oimos, vemos o sentimos cerca de nosotros un caso de violencia doméstica, los medios de comunicación no escatiman para difundir este tipo de noticias.
Pero en paralelo no vemos que esos mismos medios de comunicación, denuncien la violencia, que los padres separados ejercen con sus hijos, al dejarlos alejados injustificadamente de uno de sus progenitores de forma sistemática y arbitraria.
Nadie ha podido, ni podrá jamás aducir una razón válida que justifique ese alejamiento. Nadie podrá demostrar que la situación de semiorfandad resultante sea buena para el niño.
Pienso que esta forma de violencia, honda, sistemética, duradera en el tiempo, ejercida sobre los más débiles y que deja secuelas imborrables en sus victimas, es una forma de violencia que vulnera un principio humano básico e irrenuncable; el derecho del niño a los cuidados y al afecto de sus dos progenitores, de un padre y una madre.
Y son muy pocos los que lo defienden y vocean, en los mismos medios de comunicación que si proclaman la parte más negativa. ¿no será que eso vende más periódicos y proporciona más telñlevidentes?.
 
Posted by Picasa

sábado, 11 de septiembre de 2010

Como una esponja

 
Repasando mis entradas en el blog, encuentro la que hoy repruduzco, que en aquel momento batió el record de comentarios.
El niño es como una esponja que absorbe todo lo que se pone junto a su piel. Si a su lado encuentra cariño,será un niño cariñoso. Si a su lado encuentra tristeza, será un niño triste. Mucho, muchisimo depende de lo que le ofrecen quienes son responsables de su educación.
 
Los primeros encuentros de un niño se realizan en el seno de la familia, y más en concreto, en el contacto frecuente con la madre. La madre es la máxima comunicadora con el hijo, incluso en el periodo embrionario, donde el contacto entre ella y el feto es de una riqueza enorme.
El desarrollo de la propia vida ética depende tambien de otros factores, y se va configurando a lo largo de los años de la infancia, niñez, adolescencia, juventud, e incluso en la misma edad adulta.
Pero lo que se ha sembrado dentro del hogar resulta ser de un valor extraordinario, muchas veces decisivo para el resto de la vida.
 
Por eso una familia que quiera un hijo feliz, un hombre maduro, debe prestar atención a esas primeras etapas, debe tomar conciencia del milagro maravilloso que se opera ante sus ojos, el ingreso en el mundo de los valores de un ser que mañana podrá ayudar, quieralo Dios, a otros hombres y mujeres, a se felices, como lo fué gracias a unos padres que se amaban y que le amaban.
Posted by Picasa

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Como educar

 
Al regreso de vacaciones y comienzo del curso, creo que es bueno plantearnos como se deben de educar a los hijos.
La pretensión de diseñar una sociedad en la que el objetivo sea ahorrar al hombre todo esfuerzo, va mas allá de intentar lograr una sociedad cómoda: su meta final, aunque no se quiera asi, es una sociedad decadente donde sus habitantes se atrofian y no son felices, el verse con poca voluntad pruduce una profunda insatisfación. La historia se encarga de proporcionar algunos ejemplos para aprender de ellos.
Si seguimos empeñados en una educación que ahorre todo esfuerzo a los jóvenes, y en conseguir un ideal ético en donde el esfuerzo y con ella, la virtud esté ausente, la historia se repetirá, con su doloroso final. De ahi que sea urgente volver a valorar el ideal de la virtud, y perder el miedo al esfuerzo.
 
Posted by Picasa