martes, 7 de febrero de 2012

40 euros la hora

Como casi todos los dias, el padre llegó muy tarde a casa. El niño se incorporó muy rápido y soltó la pregunta que tenia en su cabecita.
Papá, ¿cuanto ganas en el trabajo por hora, preguntó ansioso.
Aquel padre entre molesto y cansado, contestó con poca delicadeza. Mira hijo eso ni tu madre lo sabe, vete a dormir es muy tarde.
El niño insistió, si papá, pero por favor dime cuanto te pagan por hora en tu trabajo, reiteró temeroso el niño, de mal humor el padre dijo casi sin voz, Cuarenta euros.

A lo que el niño respondió con rapidez: ¿papa me podias prestar cuarenta euros?.
El padre se puso de mal humor, tomó al niño del brazo y con brusquedad le dijo: Ya está claro para que queris saber lo que gano, anda vete a dormir y no sigas molestando, eres un aprovechado..
El niño se alejó timidamente, y el padre al meditar lo sucedido, comenzó a sentirse culpable.

Tal vez necesita algo, pensó; y queriendo descargar su conciencia, se asomó a la habitación y con voz suave preguntó: ¿duermes hijo?. Dime papá, respondió entre sueños- Aqui tienes el dinero que me pediste.-

Gracias papá susurró el niño, a la vez que decia; !!lo conseguí!!, gritó jubiloso., tengo cuarenta euros.

Ahora papá, ¿podrias venderme una hora de tu tiempo?.

Toda una historieta que nos puede hacer pensar.


Posted by Picasa

8 comentarios:

Salvador dijo...

Los niños nos dan ejemplo de muchas cosas, y nos conducen por el camino verdadero, son ángeles del SEÑOR.

Mi nieto está logrando lo que yo no he podido conseguir, llevar a su madre a un curso de la Biblia.

Son los frutos del amor que, posiblemente, los padres olvidamos.

Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

MAJECARMU dijo...

Icue,una historia muy real,que nos lleva a la reflexión...El tiempo somos nosotros mismos,que nos vamos poco a poco sirviendo a la materia...Y ese tiempo lo detenemos y toma sentido, cuando lo dedicamos a nuestra familia y seres queridos...El alma dá sentido a cada instante, cuando siente,cuando dá lo mejor de si misma a los demás...VIVIR ES COMPARTIR EL SENTIMIENTO...Y los niños lo saben.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu profundidad,amigo.
M.Jesús

Pedro Luis López Pérez dijo...

¡¡Por fin!!! Parece que despues de los problemas internetarios puedo hacer un comentario en tan sensacional relato ¡Ya tenia ganas! Perdona si no te puede antes realizar el comentario, pero, como dije en mi última Poesía "Coraza Prisionera" había muchos problemas con la señal.

Maravillosa Reflexión Icue.
No tenemos tiempo para nada ni para Nadie, aunque Nadie sea lo más querido de nuestra vida.
Estamos en un Mundo en el cual vivimos para trabajar y no trabjarmos para vivir.
¡Un desastre!
Un abrazo.

Clo dijo...

Gracias a Dios los hijos, con su sencillez y limpieza de corazón, revelan muchas veces a los padres aquello que es realmente importante en la vida. Lástima que a veces eso pueda hacernos daño.

PEPE LASALA dijo...

Es precioso Icué, y como bien dices, para hacernos pensar, y para regalar con una sonrisa nuestro tiempo a los demás, pero sobre todo a los nuestros. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

JORGE dijo...

Muchas gracias.

Es una lección para no olvidar.

Bendiciones

icue dijo...

Esta semana he estado haciendo un retiro espiritual, para serenar el ánimo y procurar acercarme un poco más a Dios,me he acordado de todos mis amigos y os agradezco vuestros comentarios siempre optimistas que me dan nuevo impulso.
Un cariñoso abrazo a todos.

noelia dijo...

IMPRESIONANTE...CUÁNTO NOS QUEDA POR APRENDER DE LOS NIÑOS.
Un abrazo!