lunes, 18 de junio de 2012

Perfeccionismo

                              

Leyendo un artículo de Martín Descalza, me da pié para hablar de este tema:

Una de las virtudes-defecto más cuestionables es el perfeccionismo. Virtud, porque evidentemente, lo es el tender a hacer todas las cosas perfectas. Y es un defecto porque no suele contar con la realidad: que lo perfecto no existe en este mundo, que los fracasos son parte de toda la vida, que todo el que se mueve se equivoca alguna vez.

Existen muchos perfeccionistas. Son, desde luego, gente estupenda. Creen en el trabajo bien hecho, se entregan apasionadamente a hacer bien las cosas e incluso llegan a hacer magníficamente la mayor parte de las tareas que emprenden.

Pero viven tensos. Se vuelven cruelmente exigentes con quienes no son como ellos. Y sufren cuando se equivocan.

Por eso me parece que una de las primeras cosas que deberían enseñarnos de niños es a equivocarnos. El error, el fallo, es parte inevitable de la condición humana.

Todo niño debería crecer con convicción de que no es una tragedia ni una catástrofe cometer un error. Por eso en las persona interesa más el saber cómo se reponen de los fallos que el número de fallos que cometen.

Ya que el arte más difícil no es el de no caerse nunca, sino el de saber levantarse y seguir el camino emprendido, asi se crea una vida.





16 comentarios:

trimbolera dijo...

Me ha encantado tu entrada porque los padres tenemos el vicio del perfeccionismo con nuestros hijos y es muy bueno que ellos sepan superarse con cada fracaso y que nunca se hundan la primera vez, que aprendan a volver a intentarlo.

Marina-Emer dijo...

feliz semana
un abrazo
Marina

Rafael dijo...

ICUE, me parece un escrito redondo, certero, claro, profundo. Vamos, una joyita. Te lo digo de todo corazón.
Es cierto, las personas perfeccionistas muchas veces son como las estrellas, brillantes, pero en su resplandor, muchas veces sin darse cuenta, queman el mundo en torno por no saber ponerlo a salvo de su ardor.

CHARO dijo...

Que razón tienes en lo que dices, desafortunadamente a mí me educaron así, tenía que hacerlo todo bien y claro cuando no lo lograba me hacían sentir frustrada.Por mi propia experiencia traté de educar a mis hijas de otra forma.........con los fracasos se aprende mucho y el saber levantarse de una caida te hace más fuerte algo muy digno de elogio.Saludos cordiales

Clo dijo...

Icue, una entrada estupenda.
No es que yo sea 'perfeccionista', pero soy 'bastante perfeccionista' y en lo que hago busco siempre la excelencia... como soy humana y estoy bastante lejos de la perfección sufro mucho porque nada me parece nunca bien, siempre sigo dando vueltas a todo. Así que me exijo mucho, y por desgracia exijo mucho a los demás. Pienso mucho sobre esto porque no quiero educar así a mis hijos, intento en lo pequeño ahora (y espero seguir haciéndolo en lo importante de mayores) transmitirles que el caerse y levantarse es lo que hace al hombre grande.


Gracias de nuevo, magnífico.
Un saludo.

Josefa dijo...

Suscribo todo lo escrito. Yo sufro mucho cuando me salen las cosas mal. Ultimamente he comprendido que no es tan importante hacerlo todo perfecto.

Hay una entrada nueva en el blog de Josefa.
Espero tu comentario.
saludos

PEPE LASALA dijo...

Ahí estoy de acuerdo contigo amigo. Los niños deben de aprender poquito a poco de los errores, pues eso les hará grandes. Hoy en día se les exige mucho... en los estudios, el deporte, actividades extra escolares, etc. hay padres que quieren que sean verdaderos campeones, y lo realmente importante, es que participen. Gran entrada Icué.

fus dijo...

Pero la sociedad nos impone el clichè de los superhombres, todo lo que no sea esta medida entra en la mediocridad y por eso existe la lucha personal por la superaciòn de metas y retos, el que se equivoque es automàticamente etiquetado, en lugar de darle una mano para que se levante y siga luchando. Que dificil es ser padre, cada dìa comprendo mas a mis padres.

un fuerte saludo

fus

icue dijo...

trimbolera, tienes razón a veces no dejamos actuar a nuestros hijos con entera libertad, si los hemos educado bien no debia ser asi.
Saludos

icue dijo...

Marina gracias por visitarme, mucha felicidad.

icue dijo...

Rafael gracias por tus elogios, hay que ser brillantes, pero humildes,
Un abrazo

icue dijo...

Charo, si de los fracasos es de donde debemos sacar enseñanzas para la vida.
Un cariñoso abrazo

icue dijo...

Clo, es toy seguro de que educas a tus hijos correctamente, por lo que cuentas lo estás haciendo muy bien, en estos tiempos no es muy frecuente, enhorabuena.
Un abrazo

icue dijo...

Josefa veo que luchas enhorabuena, hoy te visito
saludos cariñosos

icue dijo...

Pepe, tu lo sabes todo eres un ejemplo para todos, gracias siempre ayudas
Un fuerte abrazo

icue dijo...

fus, al hablar de pefeccionismo, quiero decir que sepamas alejar de nosotros la vanidad, y ser humildes para aceptar nuestro errores y equivocaciones, alguna vez hoy hay una defiicion de virtud que puede servirVirtud, es aquella fuerza interior que permite al hombre tomar las decisiones correctas en las situaciones más adversas para tornarlas a su favor, el virtuoso es el que está en camino de ser sabio, porque sabe cómo llegar a sus metas sin pisar las de los otros, porque pone a los demás de su lado y los lleva a alcanzar un objetivo común que al final es el propio. El virtuoso es el que sabe remar con la corriente: