lunes, 11 de febrero de 2013

Mortificación que no mortifique a los demás

Escribe un cuento Jose Maria Peman titulado "Promesa de no fumar", que es un buen ejemplo de no causar molestias a los demás.
Julian Arrondo , habia anunciado que en Cuaresma dejaria de fumar en plan penitente.
La primera noche de cuaresma ya no podia parar sin su pitillo en la boca.
Su mujer insinuaba: Es la primera noche Julian. El se indignaba, y dijo seguiré toda la Cuaresma, a la vez gritó, !!no dormiré!!, No dormiremos coreo ella dulcemente.

Se fué agriando el humor de Julian, a la vez que la paciencia de su esposa era digna de todo encomio.

Pero un dia murió Julian, y horas después San Pedro le concedia un modesto lugar en el Cielo, muy cerquita de la puerta, pero Julian no estaba conforme, pensaba que tenia derecho a algo más, pensaba, pasé toda la Cuaresma sin fumar.

Miró el Apóstol el libro de los méritos y no encontró nada con esa referencia. Recorrió con el dedo la columna de la A, de pronto Arrondo vió su nombre. Pero el Apóstol le hizo observar que decia: Arrondo (señora de). Y al lado, en la columna de méritos de ella: "Una Cuaresma sin fumar su marido".

Y es que muchas veces nuestras mortificaciones, mortifican más al que tenemos al lado que a nosotros mismos.

Posted by Picasa

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hello just wanted to give you a brief heads up and let you know a few of the images aren't loading properly. I'm not sure why but I think its a linking issue.
I've tried it in two different internet browsers and both show the same outcome.

Also visit my web blog; cash advance payday loans
Also see my web page - installment cash advance loans

icue dijo...

anonimo, intentare arreglarlo, gracias

PEPE LASALA dijo...

Totalmente de acuerdo amigo. El otro día, en la Misa de la imposición de la Ceniza, decía el Sacerdote, que cuando hagamos penitencia, tenemos que ir siempre sonrientes y bien perfumados, de modo que nuestras "mortificaciones" sólo sean visibles para nosotros mismos. Como siempre, me ha gustado mucho lo que has escrito. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

Sierva de Dios dijo...

Es verdad si un sacrificio de cuaresma supone más sacrificio para tu familia no merece la pena que lo hagas. Hay que hacerlo de buen humor, ya sabes, "cuando ayunes no pongas cara triste.." Me gusta su blog, con su permiso pongo el enlace en el mío.

Laura de Nava dijo...

Jajajaja... Bueno, vuelvo a los blogs y como que se me había olvidado que en el tuyo siempre se rie, se llora y se aprende. Excelente historia de como nuestros "defectos" hacen más rápido santos a los que nos aman que a nosotros mismos. Un fuerte abrazo amigo querido. Unidos en oración.

CHARO dijo...

Este relato me ha gustado muchísimo....no tiene mérito hacer un sacrificio si estás protestando o quejándote por hacerlo.saludos

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Icue.
Muy bueno el relato.
Recibe saludos desde Valencia, Montserrat