domingo, 6 de octubre de 2013

Esto está cambiando

Un cambio de era
Nos encontramos, aunque no seamos muy conscientes, ante un cambio de era, en una verdadera revolución de consecuencias insospechadas.

Viene marcada por la telemática, la robótica y las autopistas de la comunicación, la era de la cibercultura es tan radical como lo fuera aquella del Neolítico, y las otras más recientes, la revolución del carbón y del acero, la de la energía eléctrica, o atómica.

Vivimos ante un violento cambio de esquemas, todavía no sabemos de que consecuencias, algo vislumbramos.

Están cambiando desde hace 25 años, las relaciones sociales, los modelos de producción, la distribución económica, el concepto del trabajo y del ocio, las costumbres, las actitudes, los valores, las creencias...

Las sociedades occidentales giran en la actualidad y sin excepciones sobre tres principios: materialismo, permisivismo y consumismo.

¿Dónde se han quedado los valores trascendentales?, los que nos acercan a Dios, seamos sensatos sin Dios no hay vida, y sin vida para que queremos todos estos inventos.

5 comentarios:

Josefa dijo...

Hola Icue: Creo que la sociedad en general va por mal camino. Se quiere prescindir de Dios y a la larga se darán cuenta que sin Dios no se puede vivir.Afortunadamente hay quien se preocupa por mantener
los valores cristianos.
Confiemos en Dios.
Un abrazo.

CHARO dijo...

Aunque pienso que hay que actualizarse y vivir según van avanzando los tiempos, también creo que vamos demasiado deprisa y que hay muchas cosas que no deberían cambiar, yo añoro las buenas costumbres que teníamos antes sin esos tres principios que tú nombras y éramos felices pues teníamos a Dios en el centro de nuestras vidas, hoy creo que somos más infelices precisamente porque hemos relegado a Dios por los tres principios que además los hemos elevado a la categoría de dioses.Saludos

Sierva de Dios dijo...

Cuando apartas a Dios de tu vida, eres capaz de cometer las mayores barbaridades...vivimos en el mundo al revés, hay gente que ve más normal que los jóvenes se emborrachen que vayan a misa...

Rafael dijo...

El germen de este cambio yo creo que es anterior; basta leer "La rebelión de las masas" de Ortega para descubrirlo.

Un cordial saludo.

MAR dijo...

Los valores están, lo que si encuentro que lo falta es tiempo en mucha gente para hacerlos realidad.
Tiempo para estar con los hijos, para hacer familia, para hacer hogar.
NO ES MI CASO, yo siempre estoy ahí para los que me quieren y quiero, yo soy pro familia..
mar