jueves, 17 de octubre de 2013

Luchar toda la vida.

'Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay otros que luchan muchos años y son mucho mejores. Pero hay quienes luchan toda la vida: esos son los imprescindibles'.


Estas palabras de Bertolt Brecht nos invitan a pensar en lo necesarias que resultan esas personas que todos conocemos y que parece que nunca se cansan, que siempre están ahí, que siempre tiran hacia arriba del ambiente en el que están, que son un catalizador de todo lo positivo de quienes le rodean.

3 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Esas persona, que luchan siempre y llegan a ser imprescindibles son humanas, comos nosotros...Pero, quizá tienen el espíritu grande, porque su fé, su esperanza y su amor han fortalecido las columnas, que sujetan su templo...Estas personas son "maestros" que nos ayudan a seguir adelante y son necesarias como luces del camino.
Mi gratitud por compartir y mi abrazo grande ICUE.
Feliz fin de semana, amigo.
M.Jesús

Rafael dijo...

Es que las personas, cuando actúan como tales, son únicas.

Un abrazo.

PEPE LASALA dijo...

Esos son los verdaderos hombres y mujeres, los que se escriben con mayúsculas, los que deben servirnos como ejemplo. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amigo.