miércoles, 20 de noviembre de 2013

Respetar a los abuelos

Un pueblo que no respeta a los abuelos es un pueblo sin memoria y por tanto sin futuro. En torno a esta idea, el santo padre Francisco ha desarrollado su homilía de la misa de esta mañana en Santa Marta.
A este punto, Francisco ha recordado una historia que escuchó de pequeño con una familia como protagonista: "papá, mamá, muchos niños" - y el abuelo, que cuando en la mesa comía la sopa, "se manchaba la cara". Molesto, el padre explica a los hijos porque el abuelo se comporta así y por tanto compra un mesa a parte para aislar al padre. Ese mismo papá un día vuelve a casa y ve uno de sus hijos jugar con la madre. "¿qué haces?, le pregunta. "Una mesa", responde el niño. "Y ¿para qué?". "Para tí papa, para cuando seas viejo como el abuelo".
Francisco ha afirmado que esta historia le ha hecho mucho bien toda la vida.
Realmente la vejez muchas veces es un poco fea ¿eh? Por las enfermedades que trae y todo eso, pero la sabiduría que tienen nuestros abuelos es la herencia que nosotros debemos recibir. Un pueblo que no cuida a los abuelos, un pueblo que no respeta a los abuelos, no tiene futuro, porque no tiene memoria, ha perdido la memoria".

2 comentarios:

CHARO dijo...

Un cuento tan duro cómo real. Los abuelos están llenos de esa sabiduría que dan los años.Supongo que el niño es tu nieto y la señora tu esposa.......¡¡UN BELLO TRIO!!!
Besicos

PEPE LASALA dijo...

Me ha dado tristeza leer esto Icue, pero lamentablemente es pura realidad de muchas personas, aunque gracias a Dios no de todas. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amigo.