jueves, 14 de noviembre de 2013

Termina el año de la fe.


Termina el año de la fe, lo cual nos da motivos para pensar.
Benedicto XVI, en diversas ocasiones, hizo notar las contradicciones del tiempo en que vivimos:
«En numerosas partes del mundo existe hoy un extraño olvido de Dios. Parece que todo marche igualmente sin Él. Pero al mismo tiempo existe también un sentimiento de frustración, de insatisfacción de todo y de todos.
Dan ganas de exclamar: ¡no es posible que la vida sea así! Verdaderamente no.
A menudo, la religión se convierte casi en un producto de consumo. Se escoge aquello que agrada, y algunos saben también sacarle provecho. Pero la religión buscada a la "medida de cada uno" a la postre no nos ayuda. Es cómoda, pero en el momento de crisis nos abandona a nuestra suerte». Y el Papa concluye con la siguiente invitación: «Ayudad a los hombres a descubrir la verdadera estrella que nos indica el camino: Jesucristo».

5 comentarios:

CHARO dijo...

Nuestra sociedad se está olvidando de Dios, yo pienso que lo hace porque no le interesa para nada. Hay demasiados "dioses" en los que creer y se les fomenta demasiado.......hoy me he enterado, por la revista que publica el Ayuntamiento, que en la escuela del pueblo se celebró la fista de Hallowen por todo lo alto, hasta las profesoras se disfrazaron......esta misma escuela dejó de celebrar las Navidades y pasó a llamarlas "fiestas de invierno" ¡¡Me da tanta pena!! Saludos

icue dijo...

CHARO. Considero de muy mal gusto esta fiesta, ya no saben que hacer, no saben donde está la verdadera felicidad.
Un cariñoso abrazo

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Tienes razón, Icue, tenemos que volver al verdadero camino de la fe, la religión bien entendida es la estrella que nos guía.

Un abrazo.

PEPE LASALA dijo...

Yo creo que este año de la Fe ha servido de algo, pues en muchos se ha incrementado, y en otros se ha producido. Ha sido un año muy movido en el buen sentido para las Parroquias, Hermandades, Cofradías, etc. Ha sido un año muy especial donde, a través de la Fe, ha crecido la caridad.

releante dijo...

Estoy de acuerdo contigo, la religión a la carta, no sirve de nada. escoger lo que más nos gusta e interesa de la Iglesia, solo traerá el abandono de la Fe de la gente, el no creer en Dios. UN abrazo