martes, 24 de diciembre de 2013

Nos nace Jesús.

Vivimos unos dias, en los que se palpa un ambiente distinto, deseos de ser mejores, de transmitir paz, alegria, serenidad, y el motivo es que va a nacer Jesús, ante tal acontecimiento me pregunto: ¿que hacer?
La respuesta la encuentro en un deseo manisfestado por el Santo Padre, para estos dias de Navidad:


Que cada uno de nosotros aporte algo de luz en los ambientes en que vive: en la familia, en el trabajo, en el barrio, en los pueblos, en las ciudades.
Que cada uno sea una luz para quien tiene al lado; que deje de lado el egoísmo y el pesimismo que tan a menudo, cierran el corazón y llevan a pensar solo en uno mismo; que preste más atención a los demás, que ame a los demás.
Cualquier pèqueño gesto de bondad es como esa luz que irradia del Portal de Belen, y que ilumina la oscuridad de la noche, incluso de la más oscura.
¿No sentimos deseos de ser asi?, luchemos para conseguirlo
MUY FELIZ NAVIDAD A TODOS.


Posted by Picasa

jueves, 19 de diciembre de 2013

Colocando el Belen

Esta semana próxima tengo que atacar la instalación del belén familiar. es una tarea que se afronta con gran ilusión, primero sacar las cajas que contienen todo el material, es un momento de añoranzas y recuerdos, al ver tantas cosas que durante años han acompañado a toda la familia, todo trae viejos y muy gratos recuerdos, entre ellos de los seres queridos que ya se marcharon, o las imágenes de los hijos pequeños rezando y cantando delante del portal.
Ahora se hace con una nueva ilusión, que sean los nietos los que se acerquen al Nacimiento y aprendan para que vino Jesús al mundo.
Serán unos días con una combinación de alegría y tristeza, al ver el paso del tiempo, pero a la vez llenos de una gran felicidad, al recordar que Jesús viene a estar con nosotros, viene a redimirnos, a ayudarnos a ser mejores, y todo esto podemos enseñarlo a los que nos rodean.
Cuanto calor irradia el belén, animémonos a montar el Nacimiento en casa, os aseguro que los resultados son sorprendentes, ya os diré como me ha quedado.

sábado, 14 de diciembre de 2013

La ética en la persona.

Este tema lo planté hace un tiempo, y tuvo un gran numero de lectores, entiendo que es de rabiosa actualidad y nos puede servir a todos de orientación.
La persona tiene que ser ética; debe comportarse éticamente, es decir, de acuerdo con la norma moral derivada de su propia y exclusiva condición de persona humana, racional y libre.
De aquí que la respuesta sea la misma tanto si se formula en relación con la profesión, sea liberal o por cuenta de terceros, o en relación con la vida social, política, familiar e individual.
El hombre debe ser siempre ético, en todas las situaciones y circunstancias, porque no hay más que una ética.
No hay una ética individual-privada como le llaman algunos- una ética familiar, una ética social, una ética profesional, una ética política o una empresarial.
No hay más que una sola y única ética y esta ética hay que vivirla en la vida individual, en la vida familiar, en la vida social, en la vida profesional, también en la política y en la empresarial.
Creo que se debate la ética de los valores, y que no queda claro a que valores se están refiriendo. Por esto entiendo que se debe sustituir la palabra valores por la palabra virtudes, ya que las virtudes humanas-sobre las que se asientan, elevándolas de orden, a las virtudes cristianas- se hallan en el pensamiento filosófico griego, cinco siglos antes de Cristo.


viernes, 6 de diciembre de 2013

Pensar en los demás

Vivimos unos momentos en los que pienso que se debe decir así no puedo seguir, tengo que ayudar a los demás.
Lo primero es no cruzarse de brazos ante esta obligación, viviendo exclusivamente atento a los propios intereses personales, dejando pasar los días, matando el tiempo, o en ese ir tirando, como ordinariamente se dice, es creer que esto es posible. Si no creemos que podemos salvar a nuestros contemporáneos de la ignorancia, del error, del sectarismo beligerante del ateísmo reinante, ni siquiera lo intentaremos. Creen en la verdad y creer en su fuerza de convicción, en su capacidad de abrirse paso, como un río impetuoso que atraviesa los montes. Esto es lo primero: creer en la verdad.
Creer en la verdad, vivirla, enseñarla. Este deber de difundir la verdad es particularmente urgente en un tiempo, como el nuestro, en que el materialismo agresivo no descansa ni regatea sus recursos para convencer al hombre que él es la verdad, él quien la crea. No hablar, no moverse, no estar presente allí donde se cuecen muchas decisiones importantes, y esto ocurre tanto en los foros de poder, como en la calle, es un suicidio.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Mansedumbre

Estos días escucho muchas alusiones a la palabra mansedumbre, es la palabra griega “praotes”, que significa aquella disposición tranquila, equilibrada en espíritu, que mantiene las emociones bajo control. No se refiere a una persona débil; sino a la que posee la cualidad de perdonar injusticias, corregir sus faltas y gobernar bien su propio espíritu. La mansedumbre es la solución para terminar con la violencia.
Mansedumbre es grandeza de alma, es que demos cabida a todos en nuestro corazón, ¡!son tantos los que necesitan calor!!