miércoles, 17 de septiembre de 2014

Formar la conciencia.

 
Estos días en que se habla tanto del aborto encuentro esta descripción:
"Un aborto no es expulsar un coágulo de sangre.Ni deshacerse de un monton de celulas sin ningún valor biológico , ni ontológico. El aborto no es interrumpir un embarazo, ni mucho menos recuperar la menstruación perdida. El aborto es mucho más. El aborto es terminar con la vida de un ser humano que es eliminado, la gran mayoria de las veces por procedimientoa tan cruentos, que la hipocresia humana dice no poder contemplar pero si permitir".
El aborto es matar a un neonato, cuyo corazón late como el nuestro, que siente como nosotros, que en la mayoria de los casos está conformado, o casi conformado, como un niño, y que lo único que no puede hacer es defenderse del injusto ataque que sufre. El aborto, en muchos casos, es desmembrar a un feto, cuando no romper su craneo, para poder extraerlo del vientre de su madre, si tiene más de 20 semanas. Algo tan terrible, que su sola consideración, cuando no su contemplación, lleva a la náusea.
Posted by Picasa

5 comentarios:

Armando dijo...

El aborto es asesinar a Dios mismo.
Da escalofríos sólo decirlo, pero tristemente es la realidad de los pobres ignorantes que piensan y dicen todo en favor de la libertad de la mujer para llevar a cabo tan execrable asesinato, pero nada dicen del ser INDEFENSO EN EL AMOR QUE TIENE DERECHO A ESA VIDA OTORGADA POR DIOS.
Un abrazo

Armando dijo...

El aborto es asesinar a Dios mismo.
Da escalofríos sólo decirlo, pero tristemente es la realidad de los pobres ignorantes que piensan y dicen todo en favor de la libertad de la mujer para llevar a cabo tan execrable asesinato, pero nada dicen del ser INDEFENSO EN EL AMOR QUE TIENE DERECHO A ESA VIDA OTORGADA POR DIOS.
Un abrazo

CHARO dijo...

Me ha impresionado mucho la imagen.......no puedo entender cómo se puede cometer un crimen tan atroz.Saludos

PEPE LASALA dijo...

Me ha impresionado muchísimo, es un tema que me da escalofríos y al que hay que hacer frente para que la sociedad tome conciencia. Un abrazo Icue, haces una gran labor. ¡Sí a la vida!

Mario Saladich dijo...

¡Hombre Icue!
Pase que afirme usted que un embrión humano es un ser humano y que es capaz de sentir como si realmente lo supiera, pero se ha excedido afirmando que es un neonato. Si es un neonato, ya no se trataría de aborto, si no de homicidio.

¿No cree usted?