martes, 18 de noviembre de 2014

Amar al otro.

Amar a nuestros enemigos, no significa que un cristiano no pueda censurar a otro, razonando con él acerca de su error o lo malo de sus acciones.
Hasta puede ‘censurar con severidad,’ para convencer al individuo y para salvarlo de las consecuencias de continuar en un camino malo.
Muchos creemos que si la gente no piensa igual que nosotros, decimos que el equivocado es el otro
¿No puede ser acaso que existan dos líneas de pensamiento?, no puede ser acaso que en el mundo existan muchas personas que piensen y actúen diferente?
La Biblia nos enseña a amar, ¿por qué discriminamos? Por qué no cumplimos con el mandamiento de amar al prójimo

3 comentarios:

CHARO dijo...

Es cierto que cada cual se cree en la posesión de su verdad pero LA VERDAD única solo la tiene Dios y Él sabiendo que todos pensamos diferentes nos ama por igual.Saludos

Marcos dijo...

Todo el mundo cambiaría si de verdad se cumpliera ese mandamiento tan elemental. Es la raíz de todos los males.

PEPE LASALA dijo...

Totalmente de acuerdo en que pueden existir dos líneas de pensamiento, o incluso más. Perdonar es la base del cristianismo, pues ahí está la Palabra de Dios. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amigo Icue. @Pepe_Lasala