miércoles, 19 de octubre de 2016

Depende de quien son las manos.


Leo una historia que nos hace reflexionar sobre la confianza que tenemos en Dios y cómo para Él no hay nada imposible.

Una pelota de basketball en mis manos vale 19 dólares
En las manos de Michael Jordan vale 33 millones de dólares
Depende de quien son las manos

Una pelota de baseball en mis manos vale 6 dólares
En las manos de Marck McGuire vale 19 millones de dólares
Depende de quien son las manos

Una vara en mis manos podrá ahuyentar a una fiera salvaje
En las manos de Moisés hará que las aguas del mar se separen
Depende de quien son las manos.

Una honda en mis manos es tan solo un juguete
En las manos de David es un arma potente
Depende de quien son las manos

Dos peces y cinco piezas de pan en mis manos son unos emparedados
En las manos de Jesús alimentarán a una multitud
Depende de quien son las manos
Unos clavos en mis manos serán suficientes para construir una silla
En las manos de Jesucristo traerán salvación al mundo entero
Depende de quien son las manos.

Como podrás ver, depende de quien son las manos
Así que, coloca tus aflicciones, tus preocupaciones, tus temores, tus
anhelos, tus sueños, a tu familia y a tus relaciones personales en las manos de Dios,

4 comentarios:

Charo Bodega dijo...

En las mejores manos, las de Dios, es donde mejor dejar nuestras preocupaciones y problemas.Magnífica entrada que me hace reflexionar.Saludos

Buscador dijo...

Cuando una persona se realiza en la vida con todas sus facultades, el valor de su vida aumenta enormemente cosa que nos es fácil porque muy pocos alcanzan pues el valor impuesto por otros, casi nunca se alcanza...es el destino del perdedor siendo un triunfador por dentro.

mjesus dijo...

Cuanto tiempo sin verte, pero dios hizo que te pusieras en mi camino
salud

PEPE LASALA dijo...

Es más que precioso Icue, es una gran forma de acercarnos a Dios. Gracias y que el Señor te bendiga amigo. Un abrazo.