martes, 25 de octubre de 2016

Dia de los difuntos

 

La conmemoración de los fieles difuntos llega el próximo martes, con la oración por los que han muerto en el Señor y deben purificarse por el fuego del purgatorio, antes de ver a Dios cara a cara
El purgatorio no es un invento de los teólogos o una explicación medieval de algo que no sabemos lo que es. En la tradición viva de la Iglesia, se ha continuado con la práctica, ya presente en el pueblo judio, de ofrecer oraciones y sufragios por los difuntos para que sean librados de sus pecados.
"Los que mueren en la gracia y en amistad de Dios, pero inperfectamente purificados, aunque estén seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegria del cielo",(nº 1030 del Catecismo de la Iglesia Católica)
 

Los sufrimientos y penalidades de la vida ayudan mucho en este camino de purificación, en la que todos habremos de pasar por la noche oscura activa y pasiva del sentido y del espiritu, como nos enseña San Juan de la Cruz
 

El Purgatorio es una demostración más de la misericordia de Dios para con sus hijos con la colaboración de la Iglesia.
No dejemos pasar este dia sin acordarnos de los que murieron, para que Dios les conceda esa visión de Dios y su Santisima Madre para la Eternidad.
 
Posted by Picasa

5 comentarios:

Buscador dijo...

Cuando mi padre que en paz descanse murió, justo antes de hacerlo lavantó su mano y su mirada al cielo...Cristo lo recibió en su gloria a fe ciega. La purgación de los pecados la tenemos mientras vivamos y Diós en su misericordia, los perdona en ese mismo instante sin pasar examen.

Ester dijo...

Creía que era el día dos de noviembre, miércoles. En el Purgatorio haremos examen de conciencia. Un abrazo

CHARO dijo...

Rezar por todos los difuntos es una costumbre que tengo y lo hago todos los días, claro que al tener un día especial para ellos hay que recordarlos de forma especial sobre todo a los que conocimos en vida sin olvidarnos del resto.Saludos cordiales

PEPE LASALA dijo...

Siempre rezo por los difuntos, por su salvación, porque estén bien. Rezo por los que están aquí y por los que están allí. Un abrazo Icue.

Sara O. Durán dijo...

Qué buena explicación, muchas gracias. Yo siempre pienso en mis seres queridos que ya no están y pido por su bienestar, deseando un día poder reunirnos.
Un abrazo.