miércoles, 26 de abril de 2017

Jerarquia de valores. (1)

                                                                 

                       
En la vida debemos tener una jerarquía de valores para saber que queremos ser.
Hoy escribo una primera parte de este tema que consta de tres entradas, para desarrollar este importante tema.
                                                               
 En nuestra vida nos rodean una serie de seres y circunstancias, que al analizarlas veo que deben de tener una preferencia y un orden: El 1º es Dios, el 2º son los hombres incluyendo en este punto la sociedad y su cultura y en el lugar 3º, la naturaleza y su conjunto, cada una de estas realidades nos impone deberes, hablar de todos ahora seria muy largo, lo haré en tres artículos distintos:
                                                                       

El primero a considerar es Dios, es un ser muy especial; es lógico que nuestros deberes hacia Él sean tambien muy especiales. Es lógico que si existe Dios, y los cristianos creemos que existe, ocupe el primer lugar en nuestra vida. Esto está perfectamente expresado en el primero de los diez mandamientos: . Hay que llamar la atención sobre esta formula tan simple y tan rotunda. Repite por tres veces la palabra todo. Es lógico, si Dios es Dios, el Ser Supremo, requiere una atención absoluta: si Dios existe, solo se le puede amar coherentemente si se le quiere como dice ese primer mandamiento. Es el único modo de tratar a Dios como merece.
                                                                           

El orden de los amores exige poner a Dios por encima de todo. Al no creyente le puede parecer una dependencia excesiva. Pero seria no entender bien la cuestión, si Dios existe -y existe- esa dependencia no puede ser excesiva, ni arbitraria, ni esclavizante. Seria excesivo depender de otro hombre, o de otra realidad, pero de Dios no. Al contrario depender asi de Dios es depender del mejor de los seres, del más perfecto, del más comprensivo, del más amable, del más digno: del único que vale la pena y es necesario depender absolutamente.


1 comentario:

CHARO dijo...

Totalmente de acuerdo, AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS es nuestro primer mandamiento y que debemos de llevarlo a la práctica cómo algo natural en todo cristiano, además ese AMOR es mútuo porque Dios también nos corresponde con un AMOR mucho más grande.Saludos