sábado, 10 de marzo de 2007

¿Por que no se hace nada?


Existe un problema gravísimo que crece vertiginosamente en nuestro país. El 5 de julio de 1985 se aprobó en España la ley del aborto. Han transcurrido 22 años y desde entonces las muertes por aborto han aumentado de manera acelerada, convirtiéndose en la actualidad en la principal causa de mortalidad.

Actualmente se han superado el millón de abortos (1.024.000) desde que se legalizó en el año 1985.

España se ha convertido en un auténtico paraíso de los centros de abortos. ¿Cómo se ha llegado hasta aquí? Al parecer, por una ausencia de ayuda a las madres, por un control insuficiente por parte de las administraciones, también por las ambigüedades de las leyes y reglamentos y, por último, por la falta de escrúpulos de estos centros, que han convertido nuestro país en el lugar preferido para abortar por personas de otras procedencias. En el fondo hay un negocio importante, también a costa de las mujeres.

La realidad es que el aborto se ha convertido en un sector lucrativo de negocio para clínicas privadas, donde se realizan el 97,1% de los abortos. Tan lucrativo que el ansia de beneficios sin escrúpulos llega a saltarse la legalidad, y a cometer abortos sin importar para nada el flagrante fraude de ley. Los jueces que han investigado estas clínicas han sido atacados y acosados, lo cual nos está llevando a una situación de aborto libre, y en el que el ministerio fiscal no está por la labor de investigar estas clínicas, lo cual nos lleva a una situación de impunidad total, en un negocio con muchas ramificaciones.

Ante esta situación no podemos permanecer indiferentes, para ello basta ver algún video de los que la Asociación Próvida tiene publicados, en los que se ven trocitos de niño, unas manos, unas piernas, una cabecita, para darnos cuenta de la verdadera carnicería que están cometiendo con seres humanos.

Tenemos que recuperar todos un poco de sensatez , comenzando por las administraciones, siguiendo por los planes de educación, continuando por las familias, las escuelas, la educación en el tiempo libre, etc. Es necesario hacer un llamamiento en especial a la conciencia de los profesionales del mundo de la salud, de la educación. En definitiva, un llamamiento a todos los hombres y las mujeres de buena voluntad para evitar la muerte de tantos inocentes.

Hoy que tan sensibilizados estamos con tantas nimiedades, me pregunto: ¿cómo no reaccionamos todos con más contundencia ante la muerte de más de un millón de inocentes?

Alguna vez se nos pedirán cuentas por haber permitido que nuestro país, haya pasado de ser un gran paraíso turístico, a un paraíso internacional para turismo abortivo.

www.provida.es/valencia/videosonline.htm

No hay comentarios: