martes, 22 de enero de 2008

Fidelidad.

 

La fidelidad se asienta en el compromiso y en la sinceridad, en saber negarnos a nosotros mismos, con el corazón limpio de adherencias viscosas. Dejándonos corregir, o siendo conscientes de que los hijos no son un estorbo o asunto exclusivo de las madres, son de los dos. Es entonces cuando comenzamos a vislumbrar la entraña del amor, su excelencia. Descubrimos que el amor conyugal no es un vago sentimentalismo de usar y tirar, no es una autocomplacencia o placer fugaz. El amor trasciende ya por entero nuestras vidas. Es comunión. Sin cansancio. Por que saber querer es saber servir. Solo entonces comprendemos, y la fidelidad será algo más que una bonita palabra. Será nada más y nada menos que nuestra más completa felicidad.
¿Que es imposible?. Probemos a olvidarnos de nosotros mismos. Poco a poco. No hay gimnasia más eficaz a la hora de fortalecer nuestros matrimonios.
 
Posted by Picasa

21 comentarios:

los retales de Luisa dijo...

Gracias por tu visita ,yo tambien haré lo mismo a partir de ahora .Un saludito desde Toledo.

icue dijo...

Toledo, que gran Ciudad, como me gusta conectar contigo y pensar que estoy paseando por esas calles y reviviendo tanta historia.
Contento de haberte conocido.

Sebas dijo...

Bonito post, aunque no creo en el matrimionio...

Gracias por pasarte, me iré pasando de vez en cuando.

Saludos

jose carlos dijo...

Muy bueno, me gusta y tienes razón. Gracias por tu visita, yo soy un aficionado a la cocina, no creas. Un saludo.

lágrima de esperanza dijo...

Si creo q es posible esa fidelidad, y tb q un matrimonio puede durar bien y feliz toda una vida.Pero los tiempos han cambiado, las personas tienen otras prioridades muchas veces equivocadas pero la sociedad hoy lo exige así...hemos ganado muchas cosas pero creo q tb hemos perdido otras muy importantes...Gracias por tu visita. Un saludo

icue dijo...

sebas.
Como siempre respeto tu no creencia en el matrimonio.
Yo solo puedo darte mi testimonio de 49 años de casado con seis hijos, y de verdad que es una gozada, a pesar de sus luces y sus sombras.
Gracias por tu sinceridad, un abrazo

icue dijo...

lagrimas de esperanza.
Esa sociedad que dices, es la que tenemos que cambiar, para mejorar, nadie puede decir que es mejor cambiar de pareja cuando nos parezca, puede ser para algunos más placentero, pero el apoyo de un ser que se entrega para toda la vida no tiene comparación con esa sociedad a la que quieren llevarnos.
Yo apelo al nombre de tu blog, "lagrimas de esperanza", y en a eso me agarro para confiar que no todo está perdido, adaptarse a los nuevos tiempos, si, pero sin tirar por la borda lo que tiene valor y dura para siempre, ynos hace felices.
Con afecto

icue dijo...

jose carlos.
Me alegra tu visita, seguiremos viendonos.
saludos

Graciela dijo...

Pienso como tú, no creo en la decadencia de los valores, son importantes: la fidelidad , el cual nombras aqui,no es una moda es un compromiso inplícito cuando 2seres deciden unir sus vidas y ya ves..los años de casado y feliz que llevas son testimonio de ello. Un placer leerte. Saludos desde Argentina!

Sailorpelusona dijo...

Es tan dificil hacer trascender el amor, sin que sea afectado por todos los problemas y piedras de la vida. Ahí, es cuendo nos damos cuenta, si remamos para el mismo lado, o remamos al revés. Ahí es donde podemos tomar la conciencia de la relación y cambiar los detalles, mejorando la convivencia y engrandeciendo el amor.
Besos, desde el fin del mundo (O desde el principio?)

Dorli dijo...

tienes toda la razón que proviene de alguien que ha sabido darse de verdad. El amor se aquilata en el dolor, icue. y eso se nota.
Gracias por tu testimono cristiano.

icue dijo...

sailorpelusona.
Creo que para ver clara esta situación tenemos que revestirnos de una gran dosis de humildad, asi veremos mejor el fondo del problema, y lo atacaremos mejor.
Gracias por visitarme, me ha alegrado mucho.
Desde este extremo de España un cariñoso saludo.

icue dijo...

dorli.
Como me reconfortan tus generosas palabras.
Lo de apoyarse en el dolor es una realidad que tantos santos nos han enseñado y que siempre tiene un sentido positivo.
Gracias dorli

Oscár dijo...

excelente me parece tu blog, la fidelidad es el mejor regalo que uno mismo se puede dar, desmuestra la gran diferencia que existe entre ser y quererlo ser hasta lograrlo. Nuestro párroco nos comentaba últimamente que casarse no era lo único, y es cierto noe s lo único para unos cuantos o unos pocos, peroe s tan importante para el Hombre.

Fermina Daza dijo...

Cuando decides contraer matrimonio estás asumiendo un compromiso para toda la vida. Ese compromiso incluye la fidelidad y algo más importante aún, la lealtad. Una infidelidad es más fácil de perdonar, la deslealtad, sin embargo, es para mi imperdonable en la pareja, pues no se trata de una traición del cuerpo, sino del alma.

Gracias por tu visita.

Saludos

Irene

icue dijo...

Oscar.
Tiene razón tu Parroco, casarse es un camino más para alcanzar la santidad, pero existen otros muchos, y algunos de ellos quizás más heróicos, es cuestión de ponerse delante del Señor y preguntarle:¿que quieres de mi?.

icue dijo...

fermina daza.
Que gran cosa la lealtad, creo que sin ella no se puede andar por la vida, es la forma de confiar en el otro, de fiarnos, de sentirnos seguros, buena observación la tuya.
Un cordial saludo

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Semper Fidelis.

Abordándolo desde la perspectiva de pareja, sé que existe la infidelidad pero me cuesta entenderla del todo...llega un momento en que sabemos que los sentimientos hacia alguien con quien nos comprometimos no son tan fuertes y surgen otros en reemplazo; lo honesto es actuar en conciencia con ello.

Pero también quisiera referirme a la fidelidad hacia nosotros mismos, a nuestros principios...ser fieles con lo que creemos y hacer en consonancia con tales pensamientos. Más allá de pasiones puntuales, permanecer firmes a lo trascendente, lo permanente; porque claro, quizás nos damos el gusto puntual...¿pero qué pasa después?

Saludos cordiales.

icue dijo...

luis alejandro.
Tu escrito tiene dos partes, la primera es un tema en el que influye la forma en que se toma la primera decision, se hace convencido o se actua a un primer impulso?.se hace pensando que es para siempre, a pesar del dolor y la enfermedad, o se hace mientra esté a gusto?.
Con la seguna parte estoy totalmente de acuerdo contigo,ser firmes a lo trascendente, claro que si, y si nos equivocamos,que ocurre todos los dias, hay que saber levantarse y rectificar, para eso la justicia Divina es una maravilla.
Gracias por venir a mi blog y por tu sinceridad.

Miriam Jaramillo dijo...

Gracias por corresponder mi visita. Me place mucho leerte. Sinceramente.

icue dijo...

mirian.
Gracias por tu visita, yo tambien te he visitado y tus temas me interesan , veo que la familia para ti es importante, para mi lo es y mucho.
Seguiremos leyendonos.
Con afecto