domingo, 22 de junio de 2008

Todos los trabajos nos llevan a Dios.

 

Nos quejamos del trabajo por que cansa. El cansancio es inevitable, quien intenta suprimir el esfuerzo está llamado a la amargura del fracaso. Pero si se encuentra un motivo noble para hacer cualquier tabajo se puede ser feliz.
Los motivos para trabajar pueden ser tres:
1. Motivos egoistas, obtener dinero, fama, éxito, lujo, joyas...con estos planteamientos estamos abocados a trabajar lo menos posible, y ser infelices.
2. Motivos humanos nobles, contribuir al bien de otros, sacar adelante la familia o la sociedad...esto es espiritu de servicio, asi se trabaja feliz.
3. Motivos sobrenaturales, el trabajo es colaboración con Dios Padre en la mejora de la creación, es imitación de Dios Hijo que paso muchos años trabajando. Quien trabaja así realiza algo que Dios quiere y se santifica. Asi el trabajo colabora con el Espiritu Santo a nuestra santificación.
Si queremos ser felices en nuestro trabajo, debiamos tener presente:
1. Rectificar la intención, añadir a los motivos egoistas una intención de servicio a los demás o de amor de Dios.
2. Trabajar bien, con atención, intensidad,cuidando los detalles, sin hacer chapuzas que nadie las quiere, Dios tampoco.
3. Distribuir el tiempo, sin desatende a Dios y a la familia.
4. Trabajar con sentido apostólico, asi fué el trabajo de Cristo, toda su vida tenia un sentido redentor.
Cualquier persona, que realice un trabajo cara a Dios, puede ser santo.
 
Posted by Picasa

30 comentarios:

Militos dijo...

Con los motivos dos y tres que señalas el trabajo cobra todo su sentido y ya no te vienen ganas de protestar. ¿Has comprobado que pocas personas están contentas con su trabajo?. Si lo hicieran como has señalado les cambiaría hasta la cara.
Saludos Icue y gracias por enseñarnos a ser mejores

Alter ego (el otro yo) dijo...

¿Tanto cuesta ser sencillo? En esta sociedad si cuesta y lo de "tanto tienes,tanto vales" me lo creo.Saludos Icue.Feliz verbena de San Juan.

opusprima dijo...

La realidad del trabajo sólo se entiende desde una perspectiva religiosa, como la cooperación con el plan divino. En el trabajo se expresa la amistad, la alegría de trabajar con los compañeros, pero también la perfección del ser humano y fundamentalmente el tomarse en serio el carácter espiritual del ser humano, su trascendencia.supone la excelencia del hombre que posibilita la perfección modificando la realidad para hacerla mejor para la vida humana acorde a los designios de Dios.

Es recomendable la encíclica de Juan Pablo II, Laborem excersens.

Un saludo.

icue dijo...

Gracias Militos por tu comemtario, me ayuda siempre a profundizar más en lo que escribo.
Con gran afecto y simpatia

icue dijo...

alter ego.
Si la sencillez cuesta mucho, somos complicados y eso nos hace soberbios.
Un abrazo

icue dijo...

opus prima.
Lo explicas muy bien el verdadero sentido del trabajo, efectivamente la Enciclica de Juan Pablo II, ayuda enormemente en esta reflexión que estamos haciendo.
Un abrazo

Mary dijo...

MI QUERIDO ICUE
DIOS NOS DIO EL TRABAJO Y A VECES NO PODEMOS VALORARLO PARECERIA QUE LA MENTE SE ENTURBIA CON LAS COSAS DE ESTE MUNDO,ES TAN LINDO DAR GRACIAS A DIOS Y DISFRUTAR DE LO QUE HACEMOS¡¡

MIS CARIÑOS¡

Laura de Nava dijo...

Y uno pierde tiempo quejándose en vez de agradecer... Gracias por tu mensaje cariño. Unidos en oración.

icue dijo...

mary.
cuando el trabajo se hace cara a Dios, se disfruta y es una gozada hacerlo.
Con cariño

icue dijo...

laura de nava.
Es verdad perdemos el tiempo quejandonos en vez de dar gracias por tantas cosas que recibimos.
Saludos

Oscár dijo...

me gusta como lo exponen ustedes, supongo que eres opudeista...creo haberlo leido en otra oportunidad...tienen toda al razón, al fin, cunetan con un gran Santo que iluminó esa realidad temporal que es el trabajo, no es facil, pero el punto 2 y 3 de la primera parte es la clave...a mi me cansa trabajar esa es la verdad. Tal vez es que me gustaría trabajar en otras cosas...pero si, la estabilidad y la flata de confianza es una causa de cntinuar sin ofrecer todo lo que se pueda, con todo se hace lo que se puede...Dios te bendiga.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Yo me quejo de mi trabajo, es cierto...pero distinto es tomar esa queja como una excusa para no ser responsable con mis labores. A veces me dicen que no sea tan solícito en el cumplimiento de mi deber para evitar los abusos de otros...pero no siento trabajar de otra forma que no sea así.

Una confesión: después de mis fracasos académicos había que entrar a trabajar cuando se dio la chance; muchos pensaban que yo no me la podría al parecer una persona muy cómoda pero, con el paso de los meses he tapado muchas bocas que ahora niegan haberme dado malos augurios. Cada jornada de trabajo es un demostrarme que me la puedo.

Y claro, con el trabajo me puedo dar gustillos y ayudar en la casa también. Y aunque esté un buen rato frente al computador, siento que nadie puede reprocharme ese hecho. El trabajo es servicio, sobre todo cuando se está en contacto con personas...siempre dispuestos.

Saludos cordiales.

icue dijo...

Óscar. Si San Josemaria enseñó como se podia santificar el trabajo, no es facil, todos tenemos dificultades, pero si tenemos amor a Dios y ganas de estar cerca e El todo es posible.
Un abrazo

icue dijo...

luis alejandro.
la constancia hace milagros y más si se acompaña de ña fuerza de voluntad, que como parece tu tienes.
Un abrazo

JORGE dijo...

Apreciado en Cristo Icue,

El trabajo dignifica al hombre (y también cansa, jejeje).

Si queremos hacer las cosas ordinarias, como si fueran extraordinarias, tú nos estas compartiendo la receta (no tan secreta).

Gracias y bendiciones

Alter ego (el otro yo) dijo...

Icue,he colgado un video de estatua humana,a ver que le parece.gracias.

Adriana Lara dijo...

y los que trabajamos en educación nos vamos derecho al cielo, jajajja. Me encantó tu post.

icue dijo...

Jorge.
Yo creo que debemos convertir lo ordinario en divino, y esto bien sabes que es posible si trabajamos cara a Dios,
Lo de cansarnos que duda cabe, si no fuera asi no seriamos de este mundo.
Con gran afecto

icue dijo...

alter ego he visionado tu video está mu bien
saludos

icue dijo...

Adriana, verdad que es apasionante?, el saber que tenemos abierto el camino directo al cielo, nos denbe de mantener alerta y cuidar nuestra vida, no te digo a ti que eres un faro en el que se miran tus alumnos.
saludos

Sonsoles dijo...

TENGO UNA DUDA ¿TODOS TODOS LOS TRABAJOS LLEVAN A DIOS? YO CREO QUE NO, POR EJEMPLO, HAY TRABAJOS QUE SE DEDICAN A TIMAR , POR DECIRLO DE ALGUNA FORMA, A LA GENTE, ES DECIR EN MI TRABAJO POR EJEMPLO CUANDO LE BUSCO EL TELEFONO DE ALGUN COMERCIO AL CLIENTE Y LUEGO LE PREGUNTO ¿QUIERE QUE LE PONGA DIRECTAMENTE CON ESTE COMERCIO? AHI LE ESTOY ENGAÑANDO, ASI LO PIENSO YO, SI LE HAGO EL TRABAJO DE MARCARLE EL NUMERO Y UE SE PONGA EL DIRECTAMENTE, PERO LUEGO CUANDO VE LA FACTURA..... YO ESO NO LO VEO DE DIOS, ¿TU COMO LO VES? IGUAL PIENDO DE ALGUNOS TRABAJOS LLAMADOS "TRABAJOS DE LA CALLE"
BSS

icue dijo...

sonsoles.
por supuesto nos referimos a todos aquellos trabajos que están hechos cara a Dios.
Nunca se podrásantificar un trabajo en el que se peca al hacerlo.
Saludos

Sonsoles dijo...

el mio si ¿no? ya me asustaste,a veces hago cosas que no son acordes a mis principios catolicos, como lo de transferir llamadas para que el cliente paque mas, por ejemplo, pero por mi trabajo he de hacerlo.

isol dijo...

Cuanta verdad hay en tus escritos amigo mío,el trabajo dignifica al ser y nos acerca a Dios,y cuando se hace con amor más aun.

Terly dijo...

Estupendos consejos, Icue, aunque jubilado, intentaré tenerlos en cuenta al realizar los pequeños esfuerzos que ahora me corresponden.
Un abrazo.

icue dijo...

sonsoles seguro que tu lo haces muy bien, y si alguna vez fallamos el Señor nos perdona en el Sacramento del perdón y a luchar de nuevo.

icue dijo...

isol.
Si el trabajo dignifica, que ocasión se nos brinda para ser mejores y ayudar a otros.
saludos

icue dijo...

terly.
tenemos que adaptarnos a las circustancias de cada momento, seguro que en nueva situación encontrarás muchas ocasiones de santificar lo que haces, por pequeño que parezca, no podemos pretender descubrir América a nuestra edad.
Un abrazo.

Hilda dijo...

fiuuu!!! menos mal que en mis dos trabajos me rijo por el motivo núm. 2
Ya hablando en serio, es precisamente la razón núm. 1 la que hace que los seres humanos no vean satisfacción en el trabajo. No digo que no canse, pero para eso hay que buscar el equilibrio. Pero creo que siempre debemos buscar el trabajo que agrade a Dios, si lo hacemos, lo tenemos ganado y aún el cansancio se vuelve una alegría.
Me gustaron tus consejos a tener presentes.

saludos cariñosos. Hilda

CARMINA dijo...

SI TIENES HAMBRE...TRABAJA
SI ESTAS SATISFECHO...TRABAJA
SI TIENES FRIO...TRABAJA
SI TIENES CALOR TRABAJA
SI ESTAS CONTENTO...TRABAJA
PERO SI ESTAS TRISTE...SIGUE TRABAJANDO!!!

DIARIAMENTE DURANTE MI NIÑES ME LO REPITIO MI PADRE, UN PADRE DE FAMILIA COMO USTED.

DESDE PEQUEÑOS MUCHOS LE TEMEN AL TRABAJO YA QUE SUS PADRES LLEGAN
CON TEDIO HABLANDO DE LO AGOTADOS QUE ESTAN, QUE SI NO SOPORTAN AL JEFE O A LOS COMPAÑEROS..ETC..
QUE HACEN QUE CON MOTIVO MUCHOS DESDE NIÑOS ODIEN LA PALABRA TRABAJO!!

GRACIAS POR RECORDARNOS LO "DIVINO" DE TRABAJAR.

PASE A MI BLOG.