martes, 25 de noviembre de 2008

¿De qué me quejo yo?.

Hoy recibo estas imagenes que me hacen pensar:

 

Si me siento agobiado debo mirar a ellos.
 

Cuando considero rendirme pienso en este hombre.
 

Si me quejo de lo mucho que trabajo, pienso en el
 

Si creo que estoy siendo tratado injustamemte pienso en ella.
Posted by Picasa

23 comentarios:

Ulysses dijo...

Tienes Razón muchas veces nos quejamos de cosas insignificantes, nos preguntamos ¿Por que a mí?, como si fueramos los únicos.
Mejor actuar y no quejarnos tanto.

Saludos

Fran dijo...

Qué razón tienes, repasando estas fotos y pensando en la situación de tantas personas en el mundo ¡nos quejamos demasiado! Por mirarnos solo a nosotros mismos. Si miramos más a los demás, incluso a los que tenemos alrededor, quizá pensaríamos más bien en echar una mano y nos sentiríamos mejor.
Icue, muchas gracias por tu visita. Estoy leyendo tu blog y me está enganchando, si no fuera por el reloj me quedaba leyendo hasta llegar a la primera entrada.

goooooood girl dijo...

your blog is very good......

eligelavida dijo...

Hay un vídeo en YouTube llamado “Gran Abuela - Mujer Ejemplar”. En eligelavida.net lo tenemos colgado en la sección Testigos del Evangelio de la Vida con el título: “Hagamos algo bello para el señor”. La mujer que aparece en el vídeo es una abuela que lleva 16 años cuidando a su nieto con parálisis cerebral. Es todo coraje, ternura y determinación. Para quienes no entienden que se puede amar en el sufrimiento, este vídeo nos muestra el testimonio heroico y silencioso de una mujer que con su sacrificio hace de su vida una entrega amorosa al más débil y necesitado. Si me quejo “por lo que sea”… pienso en ella.

ARCENDO dijo...

Un post que hace reflexionar, y mucho. Tanto como para llevarlo a la oración, gracias por esta lección de humildad, esta incitación a la gratitud.
Besos.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Gracias al Señor por tus dones y servicio. Las fotografías, además de ser muy expresivas, hablan por si solas, son temendamente oportunas y muy buenas, ¡hacen pensar! Gracias Icue.
Hace un tiempo, no mucho, oí a un sacerdote en una homilía hablar sobre esto y dar gracias al SEÑOR: "yo podía haber nacido en otro lugar"; "en un país con grandes carencia y envueltos en guerras"; "en una familia..."; hoy podía decir: "incluso no haber nacido". Es esperanzador, gratificante y reconfortante aceptar y aceptarme tal como DIOS me ha hecho y en las circunstancias que me ha puesto. ¡Qué DIOS te siga iluminando y tú derrames tus talentos en los demás!
Un abrazo en CRISTO.

icue dijo...

Ulysses.
Tienes razón nos quejamos mucho, y la mayor parte de las veces por no pensar en todo lo que tenemos y debemos dar gracias.
Un abrazo

icue dijo...

Fran.
Muchas gracias por tus elogios, me da alegria saber que escribo algo que pueda servir, no es otra mi intención.
Un fuerte abrazo

icue dijo...

goooooood girl.
gracias por tu elogio
Saludos

icue dijo...

eligeñavida.
No sabia lo que me comentas sobre esta anciana, me ayuda a valorarla mucho más.
Saludos

icue dijo...

Arcendo.
El primero amar a Dios sobre todas las cosas y al Prójimo como a ti mismo.
Si vivieramos esto como cambiariamos el mundo.
Un abrazo

icue dijo...

Salvador Perez Alayon.
Que razón tenia ese sacerdote, cuantas gracias debemos dar a Dios, lo que pasa es que somos tan egoistas que solo pensamos que nos duele, cuando tantos sufren todo tipo de injusticias y privaciones.
Vamos a preocuparnos por ellos.
Un abrazo

Desire dijo...

Icue que buen post pocas palabras, imagenes exactas que nos llevan a una profunda reflexión.

icue dijo...

Desire.
Aveces con pocas palabras basta para entender las cosas.
Si nos fijaramos un poco en los que nos rodean, cuanto podiamos ayudar.
Saludos

Hilda dijo...

Querido ICUE, si bien coincido con lo que mencionas en tu post y con los comentarios que dieron, a mí me gustaría decir que "solo el que carga el saco, sabe cuanto pesa", a lo que voy, es que quizás algunos de nuestros problemas no son tan grandes como lo de muchos otros, pero son nuestros problemas, duelen, pesan, nos cuesta trabajo superarlos.
Yo creo en lo particular como en todo, no se trata de maximizar nuestros problemas porque siempre habrá quien esté peor que nosotros y por tanto hay que evitar ser quejosos.
Pero tampoco minimizar los problemas, tenemos que afrontarlos sin compararlos con otros y encontrar la fuerza necesaria para vencerlos.
Yo digo. Saludos cariñosos. Hilda

maria jesus dijo...

Magnifica entrada. Si que hace pensar. Saludos

icue dijo...

Hilda siempre coincido contigo, yo no digo que nos olvidemos de nuestros problemas, esos son nuestros y debemosasumirlos, resoverlos y llevarlos con garbo, lo que si digo es que siempre nos quejamos de tener problemas, y es entonces cuando debemos mirar en nuestro entornoy ver como anda el patio, para versi de alguna forma podemos ayudar.
Con el cariño de siempre.

icue dijo...

maria jesus.
me alegra ver que te agradó esta entrada.
Con gran afecto

Hilda dijo...

Querido ICUE, efectivamente creo que comprendí que no dices que nos olvidemos de nuestros problemas, sino que en lugar de quejarnos veamos como ayudar a otros que están peor que nosotros.

Y en parte coincido, digo en parte, porque en lo particular cuando tengo un problema y sufro, no me ayuda el ver el patio ajeno. No soy quejosa o por lo menos lo intento je je y ahí coincido totalmente, debemos evitar la "quejitis", pero cuando estoy bajo un dolor no me gusta compararme porque siempre hay alguien peor que yo pero también muchos mejor que yo, y la comparación o el asomarme a la vida de otros, a mí no me funciona. Yo procuro centrarme en mi problema y solucionarlo.

Me gusta asomarme al patio ajeno para ayudar pero cuando estoy bien, porque así me siento en mejores condiciones de ayudar.

Pero bueno, esa es mi estrategia.

Con mucho cariño. Hilda

Benita Pérez-Pardo dijo...

Toda la razón... Hay que tener presente a todas esas personas a los que no conocemos pero que son tan poco afortunadas simplemente por una cuestión de suerte.
Hemos de dar gracias a Dios cada día y no olvidarnos de pedir por ellos.

Benita Pérez-Pardo dijo...

Toda la razón... Hay que tener presente a todas esas personas a los que no conocemos pero que son tan poco afortunadas simplemente por una cuestión de suerte.
Hemos de dar gracias a Dios cada día y no olvidarnos de pedir por ellos.

Benita Pérez-Pardo dijo...

Toda la razón... Hay que tener presente a todas esas personas a los que no conocemos pero que son tan poco afortunadas simplemente por una cuestión de suerte.
Hemos de dar gracias a Dios cada día y no olvidarnos de pedir por ellos.

JORGE dijo...

Me has hecho recordar esta historia muy conocida:

"Cuentan de un sabio que un día
tan pobre y misero estaba
que tan solo se sustentaba de las hierbas que cogía.

¿Habrá otro, entre si decía,
más pobre y triste que yo?
Y la respuesta halló viendo
que otro sabio iba cogiendo
Las hierbas que él arrojó"

Gracias por tu reflexión, y bendiciones.