jueves, 15 de octubre de 2009

Santa Teresa

 
Hoy dia de Santa Teresa, al leer algunas cosas del libro de "Su vida", leo en el capitulo 32 el regalo que le hizo Dios un dia de contemplar que es el infierno, dice que fué en brevisimo espacio,"más aunque yo viviese muchos años, me parece imposible olvidárseme".
Lo describe asi: estrechez, ahogamiento, son las palabras que mejor cuadran para dar a entender lo que alli se siente. Para Santa Teresa, los dolores corporales que tuvo que sufrir en su vida, que fueros tremendos, no eran nada en comparación con lo que alli se experimenta.
 
Sobre los beneficios que supuso para su alma aquella visión, cuenta: Haber perdido todo el miedo a las contradicciones de esta vida, "todo me parece facil en comparación de un momento que se haya de sufrir lo que yo en él padecí"; grandisima pena por las almas de los que se condenan:"me parece, cierto a mi que por librar uno solo de tan gravisimos tormentos, pasaria yo muchas muertes muy de buena gana".
 
No está de más pensar un poco en este asunto,que para muchos hoy dia es algo sin sentido, la Santa lo vió como es y lo que dice es para pensarselo.
Posted by Picasa

6 comentarios:

Florencia dijo...

Me encantó tu entrada Icue. Es muy bueno que mencionemos el tema porque hay demasiada gente que no cree en esto. Supongo que por miedo, se evita hablar del infierno, pero también hay que hablar del puergatorio que es adonde van la mayoría de las almas, y no es un lugar lindo, no! Debemos hacer todo para poder ir directo al Cielo :oD
P/D Recomiendo el testimonio de Gloria Polo, se encuentra muy fácil en internet. Es estremecedor. Vale la pena!!!!!

Salvador Pérez Alayón dijo...

Coincido con Florencia, deberíamos tener más presente el hecho de que el infierno está ahí, porque si hay un camino y una voluntad que hacer, la de DIOS nuestro PADRE, lo lógico es suponer que habrá otro lugar para los que no quieren hacer la Voluntad del PADRE.
Por otro lado, JESÚS nos lo dejó muy claro cuando nos habla del juicio final.
También rezamos el acto de contrición y decimos: "también me pesa que puedas castigarme con las penas del infierno". Y respecto a Santa Teresa decir que pienso como ella lo hizo: no vale la pena disfrutar, que en realidad no es tanto disfrute, los cuatro días que estamos aquí y jugarnos para siempre vivir sin la presencia de DIOS, fuente de la felicidad absoluta que buscamos.
Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

JORGE dijo...

Somos libres de elegir el cielo o el infierno.

El problema es que muchos se autojustifican negándolo.

Yo siempre tengo presente una frase de San Juan Bosco que era +/- así:

"Sean buenos para que nos encontremos todos en el cielo, porque el cielo sin ustedes para mi no sería cielo". Algún día en la Vida Eterna espero encontrarmelo para darle las gracias.

Bendiciones

icue dijo...

Forencia gracias por tu apoyo, tomo nota de la referencia que me das.
Un cariñoso saludo

icue dijo...

Salvador, siempre te explicas de maravilla, el que no lo entienda es por que no quiere o sus intereses se lo impiden.
Un fuerte abrazo

icue dijo...

Jorge.
Bendita la liberad que Dios nos ha dado para elegir, lo que pasa es que los que eligen el camino comodo no saben lo que se pierden.
Un abrazo