martes, 16 de noviembre de 2010

Un Cesar incorruptible.

 
La sociedad democrática desea elegir como César a la persona más idónea, pero no siempre es posible.
Lo que la sociedad trata de hacer es crear un mecanismo con que obtener un César que esté exento de sus propios defectos: una sociedad corrompida espera tener un César incorruptible, una sociedad sin carácter, un Cesar lleno de resolución. Pero ningún mecanismo social puede proporcionar las virtudes de que carece la sociedad misma.Porque ¿de donde han de venir las virtudes?, no del mecanismo de la elección. La verdad sencilla es que el César será intelectual y moralmente parecido, a la sociedad que ha de gobernar, debia ocurrir que pudiera ser el tipo de gobernante que seria el súbdito debidamente formado si se cambiaran los papeles.
 
La única forma de lograr un buen César es lograr una buena sociedad. Lograr una buena sociedad es un asunto serio, supone hombres buenos, que vean la realidad como conviene y se esfuercen por armonizar la vida con esa visión.
No nos entreguemos a utopías, mientras las sociedades sean como la nuestra, nunca contaremos con Césares mejores que nosotros mismos, más o menos honrados, más o menos capaces, o sea mediocres y de moral baja.

 
Posted by Picasa

12 comentarios:

gosppi dijo...

la pura realidad...pero no te olvides que Dios se fija en lo mediocre para enaltecerlo!!Y asi poder descansar en su corazón....
Que vengan humillaciones...en El salimos ganando siempre u sale la Bendicion de nuestra boca .

Fernando dijo...

deberíamos ser todos nosotros Césares. Lo mejor es empezar por nuestraos amigos, por nuestro entorno, unidos a nuestra familia,
inmersos en los valores debidos. Un abrazo.

Fernando dijo...

deberíamos ser todos nosotros Césares. Lo mejor es empezar por nuestraos amigos, por nuestro entorno, unidos a nuestra familia,
inmersos en los valores debidos. Un abrazo.

lourdes dijo...

Gracias por su compartir creo que todo se comienza con nosotros mismo siendo realmente coherentes con nuestro estilo de vida no esperando cambiar a los otro sin cambiandona a nosotros mismo pidendo la gracia a Dios de saber dicernir que es lo que ÉL quiere de nosotros en determinado momento unidos en oración un saludo en Cristo Jesús

icue dijo...

gosppi. Si es necesario ser humildes y asi Dios se fija en nosotros y nos hace crecer y santificarnos.
Un abrazo

icue dijo...

fernando, para lo que tu dices tenemos que superarnos y hacernos merecedores de ello, tenemos que luchar mucho.
Un gran abrazo

icue dijo...

Lourdes,No podemos olvidar que somos sociedad, y podemos influir mucho en la moral, en el buen hacer, etc. etc. VAMOS A EMPEZAR MEJORANDO NOSOTROS PRIMERO.
CON CARIÑO Y AFECTO

lourdes dijo...

gracias, el deseo de orar ya es oración simplemente porpensar solo un intante en ÉL ya estas en oración convirtamos nuestros pensamiento en oración y poco apoco nuestra vida sera oración unidos en oración y unsaludo en Cristo Jesús

Armando dijo...

Me he pasado por tu bitácora y me ha parecido muy interesante.
Estoy de acuerdo contigo de que un César, debe tener las mismas cualidades que unos buenos padres de familia. Inculcarles valores, educarlos y sobre todo, darles ejemplo de vida.
Todo esto está bien, pero si además tomamos la determinación de corregir nuestros errores y tener esperanza y confianza en Dios, esa mal llamada utopía, se podría lograr.
No exijamos al otro que haga las cosas bien. Hagámoslas nosotros primero y sin imposiciones, para que con el buen hacer, demos ejemplo de vida.
Si me lo permites, te seguiré visitando.
Un abrazo.

icue dijo...

lourdes, es exactamente como dices, tenemos linea directa con Diuos, solo hace falta que queramos, El siempre nos está esperando.
Con todo cariño y afecto

icue dijo...

Armando muy bien venido, personas que piensen como tú dan categoria a este humilde blog, muchas gracias por tu visita, yo tambien te visitaré y lucharé para ser mejor cada dia.
Un abrazo

lourdes dijo...

Que el Señor le bendiga siempre y ÉL riene en su corazón feliz dia de Cristo Rey