miércoles, 11 de abril de 2012

Calidad de vida

Recuerdo cuando se decía “nivel de vida”, para expresar como vivía una persona o una sociedad, ahora que se cambia el nombre a todo, se dice “calidad de vida”, los “vendedores” se desgañitan voceando, que un coche, el duplex, el último móvil, o la hamburguesa X, mejoran notablemente la “calidad de vida”, y la frase se está instalando.

Lo que en realidad es una frase que indica “cantidad y calidad de consumo”, se quiere hacer ver como que es el verdadero sentido y fin de la vida.

Creo que la calidad de vida de muchas personas y de la sociedad en general, se podía definir y medir mejor, si atendiéramos a los exponentes de su estado mental y moral: embarazos de adolescentes, fracaso escolar, horas perdidas delante del botellón, violencia de genero, escándalos políticos y económicos. Y confrontarlos con tantas vidas ejemplares, que sin salir en la prensa, trabajan en silencio, se sacrifican con el estudio, el dolor, la escasez económica, y tantas cosas que ennoblecen al ser humano. En la diferencia entre las dos situaciones encontraríamos la verdadera calidad de vida.

Este enfoque no interesa hacerlo así, ya que entonces las ventas no aumentan y el “negosi” no funciona.



4 comentarios:

trimbolera dijo...

Más que poseer muchas cosas es aprender a descubrir lo bueno que tenemos, poder disfrutarlo y compartirlo. La vida con calidad está en nuestro interior. Un abrazo.

Pedro Luis López Pérez dijo...

No es más feliz quien más tiene, sino quien menos precisa.
Un abrazo, Icue.

icue dijo...

Como muy bien dice Pedro Luis, no es más rico el que más tiene ,sino el que menos necesita.
Partiendo de ahi, todos seriamos más felices
Un saludo cariñoso

icue dijo...

Pedro Luis, lo que dices es para mi un axioma, como cambiaria todo de ser asi.
Un fuerte abrazo