lunes, 4 de marzo de 2013

El Espiritu Santo si actua.

                                

Sin duda alguna, la Sede Vacante es un tiempo difícil para la Iglesia Católica, pues la ausencia del Papa por muerte o renuncia, trae consigo la convocatoria de los cardenales para que puedan arribar a Roma, conocerse, dialogar, superar tensiones y, desde ahí, llegar a un consenso sobre el perfil del nuevo sucesor de San Pedro. Siempre tendremos comentarios de todos los signos sobre acontecimiento tan transcendente.
                            
Es un hecho que el Espíritu Santo actúa en la vida eclesial y, por lo mismo, en el cónclave. Si no fuera así, la Iglesia ya hubiera desaparecido varios siglos atrás. El pecado que hay en ella -como consecuencia de nuestra imperfección humana- nos sirve de argumento para asegurar su naturaleza divina, en el sentido de que si estuviera abandonada a nuestras fuerzas, sería imposible que se mantuviera viva en medio de crisis, escándalos y persecuciones de todo tipo.                         
En los santos de todos los tiempos, se esconde la acción pronta, efectiva y profunda del Espíritu Santo. Por esta razón -después de la Misa “Pro Eligendo Romano Pontífice”- se canta el “Veni Creator Spiritus”.





3 comentarios:

CHARO dijo...

Recemos para que el Espíritu Santo ilumine a los cardenales y que pronto podamos conocer al nuevo Papa.Saludos

quedateenminube dijo...

Ay, todo esto es muy emocionante porque a la vez es la unión de lo humano porque lo deciden cardenales que son hombres con la unión del Espíritu Santo que es fe, es espectacular, es una elección muy importante, si recemos para que elnuevo sucesor de Pedro, que ahí es nada, guie este mundo. Un abrazo!

Clo dijo...

Icue, das en el clavo al decir que el pecado que hay en la Iglesia sirve de argumento para asegurar su naturaleza divina. ¿Cómo si no?

Seguiremos rezando para poder así ayudar a los cardenales en su importante elección.