martes, 9 de abril de 2013

Ayudar a los demás.


Vivimos unos momentos en los que pienso que se debe decir así no puedo seguir, tengo que ayudar a los demás.

Lo primero es no cruzarse de brazos ante esta obligación, viviendo exclusivamente atento a los propios intereses personales, dejando pasar los días, matando el tiempo, o en ese ir tirando, como ordinariamente se dice, es creer que esto es posible.

Si no creemos que podemos salvar a nuestros contemporáneos de la ignorancia, del error, del sectarismo beligerante del ateismo reinante, ni siquiera lo intentaremos. Creen en la verdad y creer en su fuerza de convicción, en su capacidad de abrirse paso, como un río impetuoso que atraviesa los montes. Esto es lo primero: creer en la verdad.
Creer en la verdad, vivirla, enseñarla. Este deber de difundir la verdad es particularmente urgente en un tiempo, como el nuestro, en que el materialismo agresivo no descansa ni regatea sus recursos para convencer al hombre que él es la verdad, él quien la crea.



14 comentarios:

andré de ártabro dijo...

No solo creer en la verdad, la verdad se hace, como Ferrer ,Teresa de calcuta , francisco el de Asis.
La acción es la vida "la verdad y el amor se hacen"
Hermosa y cierta tu entrada.¿Maestro
Para ganar la vida eterna?
Maestro-"HACED" lo que yo hago! los paralíticos andan ,los ciegos ven...
Dar mejor vida en esta vida, hoy, aquí y ahora,
¡Gracias por existir!
Besos.

CHARO dijo...

Estoy de acuerdo en lo que dices, hay que GRITAR LA VERDAD y que mejor hacerlo que con nuestro ejemplo de vida, esa que nos enseñó Jesús, para que se oiga, pues los que pregonan sus verdades materialistas,hedonistas,ateistas..... lo hacen con demasiado ruido y con demasiados ejemplos de vida facilona, viciosa y material algo que engancha a demasiadas personas.Saludos

mjesus dijo...

Yo tambien estoy de acuerdo, digo el mejor ejemplo de amor y union es ayudarnos unos a otros, dejar a un lado los rencores y envidias, ahora la prioridar es AYUDAR. UN ABRZO

icue dijo...

andré de ártabo, veo que tienes la lección muy bien aprendida, seres como tu hacen falta para difundir y enseñar donde está la verdad.
Un abrazo y gracias por tu jugoso comentario

icue dijo...

CHARO,tu siempre das en el clavo,vamos a gritar LA VERDAD, con esa fuerza que dices, hace mucha falta.
Con todo cariño y afecto

icue dijo...

mjesus, si ayudarnos unos a otros, esa es la solución, pero muchas veces la comodidad, el egoismo, la falta de tiempo, no nos dejan hacerlo, hay que luchar mucho más.
Gracias por tu comentario un saludo afectuoso.

Leodegundia dijo...

Nos vamos apoltronando y cada vez miramos menos a los que tenemos alrededor y así no vemos si necesitan ayuda o no, creo que deberíamos de ir pensando en cambiar un poco nuestras costumbres.

elsillóndepapá dijo...

Muchas veces nos creemos que no podemos o que no hay nada que hacer y en el fondo es que no nos atrevemos, es la debilidad del ser humano, pero sabiendo que uno no está solo, siempre será más fácil cargarnos de valor y salir a ayudar a esa gente que se está perdiendo y hace perder a la sociedad... y no hace falta salir muy lejos para encontrar esta gente necesitada. Un abrazo

PEPE LASALA dijo...

Así es amigo, a través del amor al prójimo se ama a Dios. Hay que remangarse, echar una mano y trabajar por y para los demás, eso es algo muy importante. Me ha encantado tu entrada. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

Josefa dijo...

Gritar la verdad es secillo. pero
a veces nos dejamos llevar por el respeto humano. Ayudar con el jemplo es la mejor manera para dar la mano a quien lo necesita.

icue dijo...

ledegundia, tu comentario me recuerda aquel que un dia atacaron a un vecino y no hizi nada, otro dia atacaron a otro vecino y no hizi nada, un dia le atacaron a él y nadie hizo nada.
Saludos

icue dijo...

elsillondepapa, si es como dices llenarnos de valor, pero muchas veces somos cobardes, a pesar de ser conscientes de la realidad.
Un abrazo

icue dijo...

PEPE LASALA,se puede ayudar de muchas formas, desde el bolsillo el que pueda, pasando por el cariño, sirviendonos de los medios sociales que hoy tenemos,siempre dentro de las normas que establece la ley, el caso es no cruzarnos de brazos.
Un abrazo

icue dijo...

Josefa, el ejemplo enseña mucho, pero debemos ir más lejos, y eso cuesta mucho.
Con gran afecto