miércoles, 8 de junio de 2016

Ser responsables de nuestra fe.

 

Estas fotos me parecen el corazón del mundo, desde este lugar de Estados Unidos, no hace mucho tiempo el Papa dijo:
"¿Es acaso coherente profesar nuestra fe, el domingo en el templo, y luego durante la semana, dedicarse a negocios o promover intervenciones médicas contrarias a esa fe?. ¿Es quizás coherente para católicos practicantes ignorar o explotar a los pobres y marginados, promover comportamientos sexuales contrarios a la enseñanza moral católica, o adoptar posiciones que contradicen el derecho a la vida de cada ser humano desde su concepción hasta su muerte natural?.
 

Es necesario resistir a toda tendencia que considere la religión como un hecho privado. Solo cuando la fe impregna cada aspecto e la vida, los cristianos se abren verdaderamente a la fuerza transformadora del Evangelio".
 
Nos falta coherencia, lo que pensamos y decimos en el templo hay que vivirlo en la calle, en la casa, en el trabajo, en todas partes, hay que ser contemplativos enmedio del mundo en el que vivimos.

8 comentarios:

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

De nada sirve predicar, si no se practica lo que se predica... nuestras acciones deben ser coherentes con nuestros pensamientos.

Un abrazo.

Ester dijo...

Hay ciertas cosas que no están bien vistas, una de ellas es tener fe. Hay colegios religiosos en los que se habla poco de Dios. Un abrazo

Sara O. Durán dijo...

Tenemos a un Papa sumamente congruente y cercano al pueblo, logrará grandes cambios con su ejemplo. Yo lo admiro, lo adoro.
Un abrazo grande.

Buscador dijo...

Olvidando cosas exigidas por la iglesia, me quedo con la conciencia de cada acto...pero parece que mucha gente no tiene conciencia. Con sólo seguir al corazón, el te conduce a Dios en la buena voluntad. Celebrar fiestas religiosas no está mal pero, el corazón o la conciencia reclaman mas atención.

Conocer a Dios necesita caminos diarios, cotidianos y sin ellos, no hay fiesta que valga ni domingos festivos.

CHARO dijo...

Siempre digo que hay que ser coherente en todo y si encima se es cristiano hay que serlo por partida doble. La mejor forma de predicar es el ejemplo y todo cristiano tiene que dar ese ejemplo.Saludos

Julia L. Pomposo dijo...

Si que hay que ser coherentes con nuestra fe, pero esto va para todos, incluida la propia Iglesia, el clero en general, da pocas muestrass de humildad y caridad, aunque afortunadamente, no toda la Iglesia es así.
No es fácil.
Saludos cordiales

Carmen Estany dijo...

Me ha gustado mucho lo que dices sobre la coherencia.Los cristianos tenemos el derecho y la obligación de mostrar al mundo la alegría de la fe; esto comporta
vivir siempre en esperanza y humildad,amando y rezando por todos.
Un saludo cordial.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Nos falta coherencia en muchas cosas hermano... eso quizás sea parte del camino y del aprendizaje

Luz y Paciencia

Isaac