miércoles, 22 de junio de 2016

Pensarlo bien


Algo muy habitual se apoya en una paradoja: Criticamos con frecuencia que los gobernantes son malos e incompetentes, pero los hemos elegido nosotros, por tanto intervenir en la función del gobernante, equivale a suponer, que nosotros antes hemos sido incompetentes al elegirlos.
Elegir a políticos honestos y competentes, no debiera ser algo superior a nuestra capacidad. A esto deberíamos dedicamos los electores, debemos estudiar a nuestros candidatos como personas, ponderando bien las acciones y sus palabras, sin dejamos deslumbrar por la retórica de un político.
Debíamos estudiar los partidos y sus principios, lo cual incluye el estudio de sus realizaciones en el pasado, tanto en si mismas como en relación con el principio que profesan.

Es fundamental que estudiemos si son personas sinceras, si hacen honor a la verdad, o por el contrario se apoyan en la mentira, en la falsedad y en los intereses de partido, para mantenerse en el poder.
Es hora de examinar el rumbo que sigue la vida de nuestro país, pues si todos no somos expertos en política, debiéramos de tener el olfato necesario para juzgar, si el cuerpo de la política está sano y cada vez va mejor, o si está enfermo y va empeorando.
No podemos juzgar de los procesos, pero si hacemos cargo de si el producto es el que deseamos, y el que necesita nuestra sociedad para vivir en armonía.
A la hora de votar, la obligación del voto, lleva consigo de prepararse para votar. Quien no se toma esta molestia, no puede luego lamentarse de que las cosas no marchan bien.
La democracia, no es una formula mágica, que transforma en decisiones prudentes la ignorancia de lo que está pasando en el país.
El deber de cada ciudadano en una democracia, no solo se reduce a elegir, llega más lejos, debe llegar a crear una atmósfera de salud moral, en la que tiene que actuar el gobernante que se elija. Si esto no se hace de nada servirá el interés por votar.

Es la opinión pública el mejor medio para hacer llegar a otros, el proyecto ideal para el país. Pero donde la opinión publica tiene verdadera fuerza, es en establecer las normas de lo justo y de lo injusto, de lo que se puede y no se puede tolerar, y mantenerlas con firmeza, para que el gobernante no tenga más remedio que obrar conforme a ellas.
Si la opinión pública, sobre el fraude político, la mentira y la falsedad, fuera tan clara que un político convencido de este delito, se viera obligado a desaparecer de la vida política, los casos de inmoralidad política serian muchos menos.

domingo, 19 de junio de 2016

Algo podemos hacer

 
Es verdad que la vida es breve, pero desde esa posición que nos permite mirar el tiempo con relativa calma, podemos también contemplar la realidad terrena. Es verdad que "no solo de pan vive el hombre", pero que duda cabe de que si no tiene al menos pan, mal puede vivir.
 
Con este enfoque podemos entender mejor la Doctrina Social de la Iglesia. La Iglesia estudia y propone, a todos sin excepción, vias de entendimiento para la cuestión social, caminos para hacer posible, y a veces viable, el camino peregrino hacia la ciudad eterna de Dios.
 
No es bueno para el hombre esconder la cabeza en los pliegues religiosos con la excusa de lo limitado del tiempo, para no proceder a tratar de resolver problemas de la vida real. Hay demasiadas personas débiles y necesitadas, con problemas reales diarios, como para que las olvidemos y las dejemos abandonadas a su suerte.
Buen tiempo el que estamos que todos los dias vemos morir en el mar centenares de seres humanos, algo podemos hacer, denunciarlo, decirlo, rezar.....
 
Posted by Picasa

martes, 14 de junio de 2016

Donde podemos ir ?

 
Antes solo ocurria en las grandes ciudades, las inhumanamente cuadriculadas por las más duras leyes económicas, pero tambien se ha hecho extensivo a los pueblecitos idilicos y de ensueño.
Hoy ya se venden las montañas, y zonas de solaz a precios de escándalo, en vez de dedicarlas a espacios naturales, jardines o parque de recreo.
Si alguna zona verde se salvó, cada vez está más silenciosa, alli dormitan algunos ancianos, y los perros carácteristico e hitérico sucedaneo de los niños, pasean y juguetean por ellos debidamente sujetos a la correa.
 
No hay sitio para los niños y mayores, para un padre e familia es heroico encontrar un lugar con paz y tranquilidad, por no poder estar ya donde siempre fué su lugar.
La ternura, la tranquilidad, el lugar de los antepasados, no cuenta ya para nada, que tristeza se siente cuando se obliga a olvidar las raices, y todo se apoya en la especulación.
 
Por si faltaba algo se compran coches lo más potentes posible para huir, donde podemos ir ahora?.
Posted by Picasa

miércoles, 8 de junio de 2016

Ser responsables de nuestra fe.

 

Estas fotos me parecen el corazón del mundo, desde este lugar de Estados Unidos, no hace mucho tiempo el Papa dijo:
"¿Es acaso coherente profesar nuestra fe, el domingo en el templo, y luego durante la semana, dedicarse a negocios o promover intervenciones médicas contrarias a esa fe?. ¿Es quizás coherente para católicos practicantes ignorar o explotar a los pobres y marginados, promover comportamientos sexuales contrarios a la enseñanza moral católica, o adoptar posiciones que contradicen el derecho a la vida de cada ser humano desde su concepción hasta su muerte natural?.
 

Es necesario resistir a toda tendencia que considere la religión como un hecho privado. Solo cuando la fe impregna cada aspecto e la vida, los cristianos se abren verdaderamente a la fuerza transformadora del Evangelio".
 
Nos falta coherencia, lo que pensamos y decimos en el templo hay que vivirlo en la calle, en la casa, en el trabajo, en todas partes, hay que ser contemplativos enmedio del mundo en el que vivimos.

sábado, 4 de junio de 2016

Que poco somos

Después del vuelo espacial del APOLO VIII, en que por primera vez el hombre se habia acercado a la luna, el comandante de la nave, Frank Borman, entre otras manifestaciones, declaro:

"La vista de la Tierra desde la Luna me fascinaba. Resultaba dificil creer que aquel pequeño disco contuviera tantos problemas, tantas frustaciones."

Es verdad. Que gran cantidad de conflictos, desazones, y miserias nos buscamos los hombres por no actuar como lo que es: un hijo de Dios. Si fueramos un poco más humildes y menos soberbios y más conscientes de lo poco que somos, como cambiaria esto.

Posted by Picasa