jueves, 2 de febrero de 2017

La Providencia

A causa de una fuertes lluvias se desbordó un gran rio y se produjeron importantes inundaciones. El nivel del agua subia rápidamente, enseguida se pusieron en marcha los sistemas de salvamento.
Una barca se detiene a la puerta de una casa y exhorta al inquilino que suba a la barca ya que el agua está alcanzando un alto nivel, pero el inquilino dice, "No, no, id a por otros, que a mi me salvará la Providencia.

Pasaron unas horas el agua llegaba al piso superior, aparece una segunda barca, y el inquilino dice lo mismo.


Tuvo suerte , cuando el agua llegaba al nivel del tejado apareció una tercera barca que le ofreció socorro, pero aquel hombre insistió en que la Providencia lo salvaria.

No llegó ninguna otra barca, y aquel hombre murió ahogado.

Al llegar a su juicio en el Cielo, compareció con una protesta: "Yo confiando en la Providencia..., y esta nada, me dejó que me ahogara"
¿Como que nada?, tres barcas te hemos enviado, se escuchó.

Hay personas como esta,que esperan que la Providencia se manifieste de un modo extraordinario que ni ellos mismos saben en que consiste.
Lo ordinario es que la Providencia se manifieste ante nosotros de modo cotidiano, a tavés de las situaciones corrientes de nuestra vida, y por medio de las personas que habitualmente tratamos.

 

6 comentarios:

mjesus dijo...

Es que es hombre penso que la providencia era magia
un abrazo

Sara O. Durán dijo...

Muy hermosa manera de explicarlo. Gracias por la enseñanza.
Un abrazo.

PEPE LASALA dijo...

Lo has explicado muy bien amigo. La Divina Providencia sabe lo que hace y por qué lo hace en cada momento, y como bien dices, está con nosotros en nuestra vida cotidiana. Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Muy bueno, Icue...La Providencia se materializa a nuestro lado y puede ser una barca, una flor, una sonrisa o una canción, que nos anime y nos impulse a seguir adelante.
Te dejo mi abrazo y mi cariño.
M.Jesús

CHARO dijo...

Muy buena entrada.La Providencia siempre la tenemos al lado sólo hay que saber verla con los ojos de la Fe.Saludos cordiales

Abuela Ciber dijo...

Ayudandonos a los demas y a si mismo es como la Providencia nos hace regalos estupendos!!!!
Cariños