lunes, 5 de febrero de 2007

No olvidarlos


No seria justo generalizar, pero una mayoría de las generaciones jóvenes están preocupadas e inmersas en un alocado discurrir, y quizás llevadas por una falsa modernidad y progreso, no reparan en la soledad y abandono que se encuentran muchas personas mayores que viven en soledad.

Es de justicia que a ellos que tanto han dado a la sociedad, se les arrope de alguna forma.

La sabiduría de una sociedad, la altura ética, se demuestra dando como mínimo algo de lo que se ha recibido, y de los mayores, quien no ha recibido los frutos de una vida de entrega, de generosidad desbordante, el ejemplo de un trabajo bien hecho, el amor a la familia etc.

No podemos dejarnos llevar por una sociedad deshumanizada, que solo quiere lo que produce bienestar y placer, estos mayores no piden nada, solo sentirse acompañados y queridos.

No hay comentarios: