miércoles, 13 de junio de 2007

La mujer virtuosa.

 

Quiero detenerme hoy que de tantas formas se maltrata a la mujer, y que tanto se mercadea con su feminidad, en una breve reflexión sobre ella.
Debemos reconocer que la familia tiene el brillo de un sol, que le es propio: la mujer.
Dice de ella la Sagrada Escritura: La gracia de una mujer diligente encanta al marido. La mujer santa y honesta es una gracia inestimable. Como el sol que se levanta en las alturas de Dios, asi la belleza de una mujer es ornamento de su casa. Si, la esposa y madre es el sol de la familia. Es sol por la generosidad y el olvido de si, por la prontitud constante y por la delicadeza siempre atenta que le hace adivinar todo cuanto pueda volver agradable la vida del marido y los hijos.
La gracia de la esposa es la alegria del marido. La mujer santa y recatada duplica su encanto.
Seria importante comprender los profundos que son los sentimientos de amor y gratitud que despiertan en el corazón del padre y de los hijos, una figura asi de esposa y madre.
Posted by Picasa

1 comentario:

Telefono Azul dijo...

La mujer es la reina de la casa!

Aunque en este post son muchos los puntos a tratar, me parece que está escrito con mucho amor.
Saludos.