sábado, 20 de junio de 2009

La barca se tambalea.

 
Todos hemos vivido la experiencia de pensar que la barca en la que navegamos por la vida se tambalea, que está a punto del naufragio.
Es la experiencia de la noche oscura, de momentos dificiles, donde parece que todo se hunde, vivimos con la sensación de que estamos solos, olvidados, llegamos hasta desconfiar del mismo Dios
 
Y es verdad que a veces la barca hace agua, son muchos los frentes en que tenemos que luchar cada dia. Pero si tenemos fe, sabremos que El está en la barca, que no se ha ido, ni se irá, Dios solo nos pide fe, una fe sencilla y confiada en medio de la tormenta
 
Es necesario estar serenos, no podemos negar lo que es una realidad, pero si podemos pedir que Dios nos aumente la fe, y como en el Evangelio, veremos que la paz vuelve y la barca navega en un mar en calma.
Posted by Picasa

5 comentarios:

Alejandro Kreiner dijo...

En ocasiones solo nos queda luchar contra el temporal de las emociones.

Saludos.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Icue...

"Sobre un madero
propenso a naufragar,
viaja mi vida
cruzando el ancho mar"

Pero sé que la fe en Dios evitará que perezca, y me conducirá salvo hasta la orilla.

Un abrazo.

icue dijo...

Aolejandro, si siempre debemos luchar
Un abrazo

icue dijo...

Rafael me encanta la reflexión que haces, gracias me ha ayudado
Un abrazo

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Y si la barca, eventualmente, naufraga...bueno, tratar de volver a la orilla y construir un barco nuevo que pueda cruzar. Imagino que Colón y otros tantos marinos del Renacimiento naufragaron varias veces antes de lograr los maravillosos descubrimientos geográficos.

Ahora, si no queremos que naufrague aunque tenemos el temor de ello, debemos de apoyarnos en nuestra tripulación para que, juntos, salgamos del atolladero dando todo lo de nosotros mismos. Saludos afectuosos, de corazón.