lunes, 14 de noviembre de 2011

Todos estamos expuestos a las tentaciones

El bombardeo que sufrimos en cada momento de nuestra vida por la perdida de moral y buenas costumbres, y tambien por nuestra tendencia al pecado nos lleva a sufrir continuas tentaciones, de las que no es facil evadirse.
Cuando conseguimos vencer las tentaciones, se fortifica e imprime un sello de autenticidad a nuestras virtudes. la virtud se forja en la debilidad, con la tentación se despierta y robustece nuestra fe, crece más sobrenatural la esperanza, asi como el amor a Dios, que es el que nos hace resisitir ante la tentación.

Es un consuelo pensar que el mismo Jesú, los santos, hombres y mujeres como nosotros han sostenido las mismas batallas que nosotros hemos de mantener para demostrar nuestro amor a Dios., y vencieron. Podemos vencer siempre tambien nosotros, si luchamos y ponemos los medios, si luchamos nunca Dios nos negará su gracia.
Asi se lo hizo comprender Dios a San Pablo en el mometo de la tentación: !!te basta mi gracia!!!
Dios sabe muy bien hasta que punto podemos resistir, no nos turbemos, no perdamos la confianza, si luchamos Dios siempre estará a nuestro lado.

8 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Icue.
Como decía "Sta. Teresa sólo Dios basta".
Bueno pues hoy les decía a dos de mis hijos lo agradecida que estaba a mis padres de los valores cristianos que me dieron.
Yo respeto que piensen de otra forma, pero me mantengo en una frase que dije en el poema de mi primera Comunión, que me escribió mi padre "Señor con Vos bien unida haré mi camino".
Un abrazo desde nuestra Valencia, Montserrat

Antonio Fernández López dijo...

No comparto tu argumento en el sentido de la influencia de la gracia divina, pero sí en la necesidad del esafuerzo personal de mejorar en cada momento. Un abrazo

Ricardo Miñana dijo...

Hola Icue, así es la vida, una largo camino lleno de obstáculos que tenemos que ir sorteando.
un abrazo.

Militos dijo...

"Te basta mi gracia" cuántas veces hay que agarrarse a ello.
Me gusta que hayas tocado este tema, pues, en general, no se habla mucho de las tentaciones y nadie está libre de ellas, en mayor o menor medida, no somos ángeles,por eso el mismo jesucristo quiso pasar por ese trance.
Muchas gracias, Icue.

un beso de esta compañera bloguera de muchos años ya.

icue dijo...

Querida Montserrat, se ve que tus padres te educaron muy bien, y como consecuencia tu haces lo mismo con tus hijos, todo un ejemplo a seguir.
Con todo cariño y afecto

icue dijo...

Antonio Fernandez, yo creo que la gracia divina llega a nosotros en función del esfuerzo personal, sin este no esperemos ayuda, ni buenos resultados.
Un abrazo

icue dijo...

Ricardo, si nuestra vida está llena de obstáculos, pero si somos optimistas y actuamos de buena fe, todo saldrá adelante.
Un abrazo

icue dijo...

Militos es una gran alegria verte por aqui, bien se como interpretas esto de las tentaciones, que Dios te bendiga y te ayude a seguir haciendo tanto bien.
Con todo cariño un afectuoso saludo