jueves, 24 de mayo de 2012

Dejemos entrar a a Dios.

                                    

Al escuchar la palabra Dios, surgen reacciones muy diferentes según la disposición de cada uno.
Para algunos Dios es una idea del pasado.
Para otros , Dios no les resuelve problemas,que algunas veces son dramáticos.
Para otros es un recuerdo de la infancia.
Algunos lo utilizan para recurso de emergencia, cuando el zapato aprieta.
Otros lo ven como un enemigo, dice lo contrario de lo que ellos quieren.
Algunos ven en El, como una esperanza incierta, no saben donde se encuentra. 
                             
Para muchos, Dios es un amigo cercano, presente, vivo, que enciende amores, que suscita esperanzas, levanta los ánimos en las pruebas duras, que hace mirar más allá de la muerte, que salva y resucita del pecado, que promueve el amor y la justicia entre los hombres.

                              
Es bueno en nuestro caminar diario, hacernos la pregunta sobre Dios. Por encima de nuestras ideas, de nuestros sentimientos, de nuestros rencores, de nuestro llanto,Dios merece no solo una búsqueda, sino la apertura del corazón ante lo más, sublime, lo más bello, lo más grande, lo más poderoso; ante Aquél que da sentido al mundo, que reparte amor y alegria, que permite que cada uno de nosotros, como en este momento, podamos acercarnos a El, y dejarlo entrar, cariñosamente, con todo respeto en nuestras almas.

                            


3 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Icue,Dios llega muy temprano a despertarnos con la luz del sol,nos mira en los ojos de los seres queridos,está en el camino al trabajo,cantando en los árboles y en ese bagabundo,que duerme en las puertas de una iglesia...Dios respira en nuestro pecho y se acuna en nuestro corazón,siempre esperando,que lo recordemos y le dediquemos un pensamiento y una sonrisa...!
Mi gratitud por compartir tus buenos posts y mi abrazo inmenso por tu amor a la comunicación y a las letras.
FELIZ FIN DE SEMANA,ICUE.
M.Jesús

Clo dijo...

Que el Espíritu Santo nos ayude en la fiesta de Pentecostés a acoger a Dios en nosotros.

Un abrazo Icue!

Noemi dijo...

muchísimas bendiciones amados hermanos, desde mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com