domingo, 13 de mayo de 2012

Mañana de autentico fervor.


Mañana de auténtico fervor la que se ha vivido en Valencia con motivo de la festividad de su patrona, la Virgen de los Desamparados.

Miles y miles de valencianos, como cada segundo domingo de mayo, han rendido homenaje a su querida Virgen durante el clásico traslado de la Basílica a la Catedral. Un acto multitudinario en el que, como es habitual, los fieles han loado a su patrona y han tratado de acercarse al máximo a la imagen. Algunas personas han sido alzadas entre la multitud para llegar hasta ella, incluyendo a niños pequeños que como pequeños bultos han sido transportados hasta la Virgen...

Que alegría produce ver este amor a la Virgen en los momentos que vivimos, Ella seguro que no desoye nuestras súplicas.

9 comentarios:

...PARA DISFRUTAR dijo...

Estas imágenes demuestran el sentimiento de ilusión y fervor de la gente, incluso más acentuado ahora, en estos tiempos difíciles , que en otros momentos.
Es bonito ver cómo creer puede consolar.
Gracias por ofrecernos estas imágenes.

Saludos.

Pedro Luis López Pérez dijo...

La Fé continua y esta presente en las Gentes de bien, que son la mayoría.
Muy buena Entrada Icue. Maravillosa Valencia y la Comunidad, que tantos buenos Recuerdos siempre me deja.
Un abrazo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

VISCA LA MARE DE DÈU DELS DESAMPARATS.
Un abrazo, Montserrat

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

VISCA LA MARE DE DÈU DELS DESAMPARATS.
Un abrazo, Montserrat

Maria del Rayo dijo...

¡Que la Santísima Virgen nos ayude a amar más a Jesús!
Gracias por tan bella entrada.
DTB!!
SL2!!

icue dijo...

para disfrutar

Es como dices, pero pienso que creer no solo consuela, tambien cura, el poder de Dios no tiene limites.
Con cariño y afecto

icue dijo...

Pedro Luis pidamos a Dios que nos aumente la fe, El es el que la da.
Un abrazo

icue dijo...

Montserrat, si viva Nuestra Madre, asi lo quiso Dios,
Un abrazo

icue dijo...

Maria del Rayo, lo dices muy bien que Ella nos ayude a aumentar nuestro amor y entrega.
Con gran cariño