viernes, 7 de junio de 2013

ESFORZARSE EN LA VIDA.

                     
Traigo hoy esta conocida fábula para recordarnos que en la vida hace falta el esfuerzo para conseguir algo:
"Había una vez una zorra que llevaba casi una semana sin comer, había tenido muy mala suerte, le robaban las presas y el gallinero que encontró tenía un perro guardián muy atento y un amo rápido en acudir con la escopeta. Ciertamente estaba muertecita de hambre cuando encontró unas parras silvestres de las que colgaban unos suculentos racimos de doradas uvas, debajo de la parra había unas piedras, como protegiéndolas.²Al fin va a cambiar mi suerte, ²pensórelamiéndose², parecen muy dulces. Se puso a brincar, intentando alcanzarlos, pero se sentía muy débil, sus saltos se quedaban cortos los racimos estaban muy altos y no llegaba. Así que se dijo: ²Para que perder el tiempo y esforzarme, no las quiero, no están maduras. Pero resulta que si la zorra hubiese trepado por las piedras parándose en dos patas hubiese alcanzado los racimos, esta vez le faltó algo de astucia a doña zorra, parece ser que el hambre no la deja pensar.

MORALEJA:
Hay que esforzarse para conseguir lo que se desea pero pensando primero que es lo que queremos y como conseguirlo, no sea que nos pongamos a dar brincos cuando lo que necesitamos y estirarnos, y perdamos el tiempo y el esfuerzo.

4 comentarios:

quedateenminube dijo...

Gracias Icue por esta moraleja.
Desde luego, hay primero que pensar, reflexionar lo que se quiere en la vida y luego a por ello con todo el esfuerzo y las ganas posibles. Son pocos casos en los que con suerte se consiguen las cosas, en la mayoría de las veces, el esfuerzo nos llega a alcanzar nuestros sueños.
¡Feliz Viernes!

PEPE LASALA dijo...

Así es Icue, hay que hacerlo "con cabeza", pensando las cosas y con los pies en el suelo. Muy buena moraleja. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amigo.

...PARA DISFRUTAR dijo...

Desde mi experiencia corroboro lo que dices.
Esfuerzo es la clave y llave de muchas cosas. Pero se necesita un entrenamiento para tenerlo interiorizado. Y ese es que los padres debemos enseñar a nuestros hijos desde pequeños. Las cosas no se consiguen sin hacer nada
Acostumbrarlas a lo contrario es no prepararles para que sepan " volar "

Saludos

icue dijo...

Queridis amigos veo que todos coincidimos en esta necesidad de dar de comer al hambriento, que cada uno según su situación y sus circustancias haga lo que pueda para ayudar a tantos que lo necesitan.Un abrazo a todos