jueves, 5 de septiembre de 2013

¿Temor a que?


El mayor enemigo del hombre, es el temor. Temor ¿a qué?, diréis. Al mal, especialmente al que el mismo hombre se imagina y se crea día tras día en su mente y corazón. Este es el enemigo que cada uno debemos empezar por vencer, y cuando tan funesto enemigo lo hayamos vencido, estará vencidos casi todos los demás.
Es necesario que en este momento crítico en que el mundo vive tengamos más amor y menos temor; o en otras palabras: más amor a Dios y al prójimo y menos miedo a las circunstancias. Si así lo hiciéramos, el mundo cambiaría de la noche _a la mañana, porque tan pronto como nosotros cambiásemos de forma de pensar y de ser habría cambiado todo.
Tan pronto como cambie nuestro estado mental habrá cambiado el panorama del mundo, y el porvenir lo podremos mirar confiados y sonrientes, por cuanto detrás de las tinieblas de la amargura y el dolor nos esperan el placer y el gozo pero para conseguir tal fin es indispensable una condición: practicar el amor, si no lo hacemos no esperemos que cambie el panorama, por que no lo conseguiremos jamás.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Los miedos son infundados la mayoria de las veces, es señal de que no confiamos en Dios.
Saludos

Dalila Pinheiro dijo...

Oie,
Vim retribuir a visita, agradecer e refletir sobre alguns textos que li aqui no seu blog, saudades de quando estuda seu idioma, mas não me arrisco escrevê-lo.
Penso que amor é também confiança, se amamos confiamos, o contrário também é pertinente, precisamos amar mais a Deus e assim confiar que Ele pode de tudo nos livrar, finda-se então o temor.
Tenha um bom final de semana.

PEPE LASALA dijo...

Esa es la filosofía de un Cristiano convencido Icue, algo complicada de poner en práctica al cien por cien porque en el fondo somos débiles, pero tus palabras son Evangelio puro. Me alegro mucho de leerte de nuevo tras mis vacaciones, y por supuesto seguimos en contacto, es un placer. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

PEPE LASALA dijo...

Esa es la filosofía de un Cristiano convencido Icue, algo complicada de poner en práctica al cien por cien porque en el fondo somos débiles, pero tus palabras son Evangelio puro. Me alegro mucho de leerte de nuevo tras mis vacaciones, y por supuesto seguimos en contacto, es un placer. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

icue dijo...

Dadila, gran alegria al verte en mi blog, veo que coincidimos en el fondo de este tema tan importante, el amar a Dios nos hace amar más a los hombres.
Un afectuoso saludo

icue dijo...

Queridi amigo Pepe si no es facil como tu dices, pero si se lo pedimos a Dios. El nos dará la fuerzs necesarias paea vencer.
Un gran abrazo

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola Icue, buena entrada, pero verá, hay miedo por inmadurez, por egoísmos, por falta de autoestima,por la perdida en los valores humanos.
Esa es mi tarea en la red, devolver a la humanidad que se ha perdido para que entiendan que sólo Dios llenará sus vidas plenamente, pero no lo hagamos al revés, pues en una sociedad disipada de Dios, si les hablamos , solo de él , huyen.
Hablemos de cómo debe de ser el amor humano, para llevarles al amor de Dios.
Esa es mi experiencia de ayudar a cientos de personas a través de mi correo del apostolado y no es nada fácil, se lo aseguro.
Mi dirección es http://estoyatuladosorcecilia.blogspot.com
Se lo digo porque no sale mi enlace y me agradaría que viesen mis entradas.
Gracias
le dejo un beso de ternura
Sor.Cecilia