jueves, 19 de septiembre de 2013

La calumnia



La calumnia destruye la obra de Dios, porque nace del odio. Es hija del «padre de la mentira» y quiere aniquilar al hombre, alejándolo de Dios. La calumnia es una brisa, cantaba Basilio en el «Barbero de Sevilla», para el Papa Francisco la calumnia es un fuerteviento.


La calumnia es tan antigua como el mundo y de ella ya se encuentra referencia en el Antiguo Testamento.

El Papa invitó a tener confianza en María, a dirigirle la plegaria, que inicia con «Bajo tu amparo», y a recordar el icono antiguo donde «con su manto cubre a su pueblo: es la mamá». Es la cosa más útil en este tiempo de «odio, de persecución, de turbulencia espiritual», porque «el sitio más seguro se encuentra bajo el manto de la Virgen».

No hay comentarios: