lunes, 29 de diciembre de 2014

Responsabilidad personal

Que fácil y frecuente es ver como juzgamos la situación, social, política y económica desde nuestro punto de vista. Pienso que cada cual debíamos de examinarnos para ver lo que hemos hecho hasta aquí y lo que se debe hacer todavía.
No basta recordar principios generales, manifestar propósitos, condenar las injusticias graves, proferir denuncias con cierta audacia profética; todo ello no tendrá peso real si no va acompañado en cada persona por una toma de conciencia más viva de su propia responsabilidad y de una acción efectiva.
Resulta demasiado fácil echar sobre los demás la responsabilidad de las presentes injusticias, si al mismo tiempo no nos damos cuenta de que todos somos también responsables, y que, por tanto, la conversión personal es la primera exigencia.
Esta humildad fundamental quitará a nuestra acción toda clase de asperezas y de sectarismos; evitará también el desaliento frente a una tarea que se presenta con proporciones inmensas.

6 comentarios:

CHARO dijo...

Pienso exactamente lo mismo, antes de exigir responsabilidades a otros tengo que exigírmelas a mí misma.Saludos navideños

icue dijo...

CHARTO, TU SIEMPRE EN LA LINEA NO TE SALES DE ELLA, ENHORABUENA.
feliz AÑO.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Muchas gracias por tu cariño y tu amistad, te deseo un nuevo año pleno de amor y de prosperidad.

Un abrazo.

Julia L. Pomposo dijo...

Todos hemos aportado nuestro granito de arena para convertir el mundo en lo que es y todos debemos retirar ese granito, para que vuelva a ser un lugar de paz y amor donde convivir por igual.
¡Feliz y venturoso Año Nuevo!

icue dijo...

Julia.Sensato razonamiento el tuyo.
un cariñoso un
brazo

icue dijo...

Rafael sabes que te aprecio y admiro de verdad.
Un abrazo