miércoles, 3 de diciembre de 2014

Somos como una barca.

 
Todos hemos vivido la experiencia de pensar que la barca en la que navegamos por la vida se tambalea, que está a punto del naufragio.
Es la experiencia de la noche oscura, de momentos dificiles, donde parece que todo se hunde, vivimos con la sensación de que estamos solos, olvidados, llegamos hasta desconfiar del mismo Dios
 
Y es verdad que a veces la barca hace agua, son muchos los frentes en que tenemos que luchar cada dia. Pero si tenemos fe, sabremos que El está en la barca, que no se ha ido, ni se irá, Dios solo nos pide fe, una fe sencilla y confiada en medio de la tormenta
 
Es necesario estar serenos, no podemos negar lo que es una realidad, pero si podemos pedir que Dios nos aumente la fe, y como en el Evangelio, veremos que la paz vuelve y la barca navega en un mar en calma.
Posted by Picasa

5 comentarios:

CHARO dijo...

Aprovecho, tras leer tu entrada, para pedir fe, más fe, mucha fe....Saludos cordiales

Marcos dijo...

Y siempre encontraremos la paz después de la tormenta.

trimbolera dijo...

La fe es como el sol, unas veces brilla y otras ...

Armando dijo...

Siempre tengo presente la frase de Cristo en la barca co los apóstoles. "NO TENGAN MIEDO"
Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

Diciembre luz en las corazones y demos las gracias simplemnte por estar vivos
abrazos